Escrito por Tendenzias

Jutta Kleinschmidt, de Schlesser a Mitsubishi (historia)

Participaba en todos los rallies de todoterreno posibles, incluso en el Dakar, siempre en moto, si bien pronto se dio cuenta de que las dos ruedas “son demasiado difíciles para que una mujer se destaque. No se trata sólo de un problema de resistencia física, sino que los hombres que ocupan las mejores posiciones están todos un poco locos”.

Jutta Kleinschmidt 4

En 1993, Jean-Louis Schlesser la convenció para correr en coche, primero como su copiloto y después confiándole unos de sus bugies y se destacó rápidamente, si bien debió esperar a 1997 para ganar una etapa del Dakar.

Con el apoyo del importador alemán de Mitsubishi, Jutta consiguió tomar parte en algunas pruebas. La victoria del Dakar, lejos de ser el final de la carrera, es el principio de una nueva vida. El hecho de ser mujer posiblemente le facilito algunos apoyos, pero el triunfo del Dakar le permitió multiplicarlos, y Jutta sueña con un nuevo objetivo: ser la primera campeona del mundo de rallies todoterreno. Un nuevo e importante reto que no parece imposible.

Jutta Kleinschmidt 5

Tiene 38 años, pero continua fascinada por el desierto y los raids. “Son pruebas duras para todos. No me siento especial por nada y creo que se me aprecia en el ambiente por ser buen piloto, no por ser mujer… La mayor dificultad por serlo no estriba en la dureza, sino que muchas carreras las duchas son precarias, improvisadas y comunes.. pero también te acostumbras a esto. Me fascinan los raids porque, a diferencia de los rallies tradicionales, no conoces el recorrido y vas de sorpresa en sorpresa.”

Primera parte / Tercera parte / Cuarta parte

Información relacionada: Petter Solberg confirma que deja el Xsara WRC, pero no dice por cual lo cambiara / Markko Martín, biografía / Tommi Makinen, historia, segunda parte / Walter Röhrl, un talento único (historia)