Escrito por Tendenzias

Los Grupo B de rallies, historia, segunda parte

En el Tour de Córcega de 1984 debuto el coche que iba a cambiar todos los conceptos. Peugeot se presento con dos 205 T16, de tracción integral y motor turbo, como los Audi, pero con el motor en posición central y una corta carrocería de fibra. El finlandés Ari Vatanen domino hasta su abandono. En el Rallye de la Acrópolis se repitió el retiro, pero Vantanen gano con autoridad las tres pruebas restantes: el 1.000 Lagos, el San Remo y el RAC de Inglaterra. Jean Todt, jefe de equipo dijo: Hemos abierto un camino, y el que quiera ganarnos deberá copiarnos.

peugeot-205turbot1601

El año 1985 fue de dominio Peugeot. El 037 estaba desfasado y las evoluciones de Audi solo le permitieron ganar el San Remo, en una exhibición de Rohl con el brutal S1. En el RAC, sin embargo, apareció la respuesta de Lancia, el Delta S4, un coche similar al de Peugeot, y que gano la carrera en manos de Henri Toivonen.

audi_quattro_e2

Para 1986, Ford, Rover y Citroen anunciaron su participación en el Mundial, junto a Peugeot, Lancia y Audi. Los rallies estaban en su momento más dulce. Coches espectaculares, con potencias de 400 caballos, seis marchas implicadas y un futuro glorioso, aunque demasiado frágil.

Pese a todo ello, 1986 fue un mal año. En Portugal, el Ford RS 200 de Joaquim Santos se salió de la carretera, matando a tres personas e hiriendo a otras 30. Los pilotos oficiales se retiraron en bloque para protestar por la falta de seguridad de la carrera, y poco después, en Córcega, Toivonen sufrió un accidente y su Delta S4 se incendio, murieron el piloto y su copiloto Sergio Cresto. Este accidente, unido al de Ari Vatanen el año anterior en Argentina, acabo con el Grupo B.

1986 Acropolis Rally Ford RS200 Stig Blomqvist

La Federación anuncio un cambio de la reglamentación para 1987. La temporada fue un duelo entre Lancia y Peugeot, gano la marca francesa después de la polémica exclusión de sus coches en el San Remo, y la posterior anulación de ese rallye, lo que le dio el titulo al finlandés Juha Kankkunen en detrimento de su compatriota Markku Alen.

En 1987, solo los coches de los grupos A y N fueron autorizados a participar en el Mundial. Los Grupo B, los últimos gran turismo de carretera, desaparecieron para siempre.

Información relacionada: Rallye de Montecarlo, historia, primera parte / Rallye de Montecarlo, historia, segunda parte / Peugeot, Campeón de España de Rallyes / Abarth sigue con intenciones de entrar al WRC