¿Aumento de las interrupciones voluntarias del embarazo? «Me gustaría ver el 2023» – Ciencia y Salud

¿Aumento de las interrupciones voluntarias del embarazo?  «Me gustaría ver el 2023» – Ciencia y Salud

En 2022, por primera vez en once años, el número de interrupciones voluntarias del embarazo (IVG) aumentó respecto al año anterior. Este aumento fue revelado por el Informe de Análisis de Registros de Interrupciones del Embarazo de 2022 de la Dirección General de Salud (DGS).









Interrupción voluntaria del embarazo






El 17 de abril de 2007 se despenalizó la ley que permitía a las mujeres interrumpir voluntariamente un embarazo hasta las 10 semanas. Desde entonces, el número de cortes ha aumentado hasta 2011, alcanzando su punto máximo con 19.921. Desde ese año la cifra ha ido disminuyendo, situación que se revirtió en 2022.

El año pasado se realizaron 15.870 IVG, un 15% más en 2021. Pero esto podría ser un «pico», sin explicación, apunta a SÁBADO Ana Aroso, ginecóloga y obstetra y vicepresidenta de la Asociación de Planificación Familiar. “Me gustaría ver 2023”, añade. Aunque no hay una causa concreta, el aumento puede deberse a una «multiplicidad de factores», afirma Ana Aroso. «Las fallas de la píldora, la desinformación sobre ella y el hecho de que no inviertan en métodos anticonceptivos duraderos» son algunos ejemplos.

En 2023, un informe de la Autoridad Reguladora de Salud (ERS) sobre la Acceso a la Interrupción Voluntaria del Embarazo en el Servicio Nacional de Salud Señaló que el SNS no siempre es capaz de garantizar el acceso oportuno a la IVG.

Entre 2018 y 2022 se realizaron 7.041 interrupciones voluntarias del embarazo menos que consultas anteriores. En muchos casos no fue posible identificar el motivo de esta diferencia, pero «se pudo determinar que en 1.366 de los casos no se realizó el trámite por haberse excedido el plazo legalmente establecido», según el documento.

READ  El raro meteorito 'Earthgrazer' rebota en la atmósfera de la Tierra y vuelve al espacio - RT World News

«En algunas regiones del país existe la necesidad de viajar fuera del área de residencia, y algunas mujeres viajan largas distancias», dice la SÁBADO Teresa Bombas, ginecóloga y obstetra y miembro del Consejo de la Sociedad Portuguesa de Anticoncepción. “Los viajes tienen costos directos e indirectos por el ausentismo laboral”, afirma.

La consulta previa no debe realizarse en un plazo superior a cinco días desde la solicitud de la cita, factor que destaca Teresa Bombas, ya que el intervalo de tiempo entre cita y cita es en muchos casos superior a cinco días, según la ERS. informe.

«La interrupción del embarazo a elección de la mujer sólo puede realizarse hasta las 10 semanas y 6 días. Esta cifra significa que varias mujeres no tuvieron acceso a una consulta con la suficiente rapidez para garantizar que estaban dentro de este límite de edad gestacional», dice Teresa Bombas.

Un médico objetor de conciencia tiene derecho a negarse a realizar una interrupción voluntaria del embarazo y también puede rechazar procedimientos relacionados con el embarazo. «Los médicos también se niegan a hacer una ecografía que daría esto [IVG]», explica Ana Aroso.

El vicepresidente de la Asociación de Planificación Familiar afirma que en la IVG con medicamentos «las mujeres abortan en casa». «La mayoría de la IVG se hace con medicamentos que podrían ser administrados en los centros de salud, necesitaban acceso a ecografías».

Tras su análisis, la ERS concluyó que «es necesaria una acción regulatoria con los establecimientos de atención primaria de salud y los hospitales para salvaguardar el acceso a la IVG, promoviendo la implementación de procedimientos estándar [inerentes] salvaguardar la oportunidad, integración y regularidad de la prestación de la asistencia sanitaria de que se trate».

Los pasos de una IVG

Ante un embarazo no deseado, una mujer que quiera interrumpir voluntariamente el embarazo debe pasar por tres etapas para poder realizar el procedimiento.

READ  Alê busca recuperar espacio en América-MG y apunta a una reacción contra Fluminense

Teresa Bombas comienza explicando que se hace «una primera consulta para explicar el proceso y fecha del embarazo». Tras «un intervalo de reflexión de al menos tres días» la mujer acude a «una segunda consulta para llevar a cabo la interrupción». La tercera consulta sirve «para reevaluar el proceso», y también se discuten métodos anticonceptivos.

El grupo de edad que más utilizó la IVG, en 2022, fue el de 20 a 24 años. «Éste es también el grupo donde la fecundidad es ciertamente mayor», explica Teresa Bombas. «Probablemente en las mujeres mayores un embarazo no planificado no es necesariamente un embarazo no deseado y terminará en la interrupción del embarazo».

Ambos médicos le dicen al SÁBADO que la alfabetización es importante para evitar un embarazo no deseado. «Cada año tiene que haber conversaciones en las escuelas, porque siempre viene gente, padres, profesores, jóvenes», argumenta el vicepresidente de la Asociación de Planificación Familiar.

Si el IVG sigue subiendo «tenemos que mejorar la educación sexual, mirar los métodos anticonceptivos y mejorar las consultas de planificación familiar», argumenta Ana Aroso, que también menciona que este tema sigue siendo un tabú. «Hay gente que dice que las mujeres abortan dos o tres, lo cual es inusual, ya que no es una decisión fácil», argumenta.











Averígualo hacia
Ediciones del día

Publicamos para ti, en dos periodos diferentes del día, lo mejor de la actualidad nacional e internacional. los artículos de Ediciones del día están ordenados cronológicamente aquí para que no te pierdas nada mejor que SÁBADO prepara para ti. También puedes navegar por ediciones anteriores del día o de la semana.

En 2022, por primera vez en once años, el número de interrupciones voluntarias del embarazo (IVG) aumentó respecto al año anterior. Este aumento fue revelado por el Informe de Análisis de Registros de Interrupciones del Embarazo de 2022 de la Dirección General de Salud (DGS).

READ  Científicos encuentran evidencia del primer impacto de meteorito en la Tierra | Ciencia

El 17 de abril de 2007 se despenalizó la ley que permitía a las mujeres interrumpir voluntariamente un embarazo hasta las 10 semanas. Desde entonces, el número de cortes ha aumentado hasta 2011, alcanzando su punto máximo con 19.921. Desde ese año la cifra ha ido disminuyendo, situación que se revirtió en 2022.

El año pasado se realizaron 15.870 IVG, un 15% más en 2021. Pero esto podría ser un «pico», sin explicación, apunta a SÁBADO Ana Aroso, ginecóloga y obstetra y vicepresidenta de la Asociación de Planificación Familiar. “Me gustaría ver 2023”, añade. Aunque no hay una causa concreta, el aumento puede deberse a una «multiplicidad de factores», afirma Ana Aroso. «Las fallas de la píldora, la desinformación sobre ella y el hecho de que no inviertan en métodos anticonceptivos duraderos» son algunos ejemplos.

Para seguir leyendo


Para seguir leyendo

Written By
More from Arturo Galvez
El G7 tuvo la participación más baja del PIB mundial en 2022 desde 2000
El Grupo representó el 43% de la economía mundial en 2022, mientras...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *