Brasil es el país con más opciones para veganos en América Latina