China erradica la malaria después de 70 años | Ciencia y salud

China ha erradicado la malaria, después de 70 años de lucha contra la enfermedad que mató a más de 400.000 personas en 2019, principalmente en África, anunció este miércoles (martes 29 en Brasil) la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Felicitamos al pueblo chino por librar al país de la malaria”, declaró el director general de la organización, Tedros Adhanom Ghebreyesus. “China se suma al creciente número de países que demuestran que un mundo libre de malaria es un objetivo viable. Este éxito ganado con tanto esfuerzo es el resultado de décadas de acción enfocada y continua”, agregó.

El país, con 30 millones de casos al año en la década de 1940, no ha registrado ningún caso endógeno en los últimos cuatro años. Esta enfermedad parasitaria es transmitida por el mosquito Anopheles.

Los países que han estado sin transmisión local durante tres años consecutivos pueden solicitar la certificación de la OMS para validar su estatus de nación libre de malaria. Deben presentar pruebas muy rigurosas y demostrar su capacidad para prevenir la enfermedad en el futuro.

China es el territorio número 40 en obtener esta validación de la OMS, que tiene su sede en Ginebra. Los últimos fueron El Salvador (2021), Argelia, Argentina (2019), Paraguay y Uzbekistán (2018).

En su informe global 2020 sobre malaria, publicado en noviembre, la organización encontró que el progreso en la lucha contra la enfermedad está estancado, especialmente en los países africanos, donde se registran los peores saldos de infecciones y muertes.

Después de un descenso constante desde 2000, cuando la enfermedad causó 736.000 muertes, el número de muertes aumentó a 411.000 en 2018 y 409.000 en 2019. Más del 90% de ellas ocurrieron en África y afectaron principalmente a niños (265 mil). En 2019, hubo 229 millones de casos de malaria, un nivel que no ha cambiado en cuatro años.

Beijing comenzó en la década de 1950 a identificar los lugares donde se propagaba la enfermedad y a combatirla con tratamientos preventivos, según la OMS. El país también eliminó áreas con condiciones ideales para la reproducción de mosquitos y promovió el uso de insecticidas en los hogares.

En 1967, China lanzó un programa científico para encontrar nuevos tratamientos, que llevó al descubrimiento, en la década de 1970, de la artemisinina, el principal medicamento contra la enfermedad, extraída de una planta.

En la década de 1980, China fue uno de los primeros países en experimentar con mosquiteros tratados con insecticida. Según un balance, en 1988 había distribuido más de 2,4 millones por todo el territorio.

El número de casos se redujo a 117.000 antes de finales de la década de 1990 y las muertes se redujeron en un 95%. Los esfuerzos adicionales en 2003 se redujeron a unos 5.000 casos al año durante 10 años.

Después de cuatro años sin casos autóctonos, Pekín solicitó la certificación en 2020. Expertos viajaron a ese país en mayo para verificar la ausencia de casos y asegurarse de que existe un dispositivo para evitar que vuelvan a aparecer. Sin embargo, el riesgo de casos importados sigue siendo motivo de preocupación, especialmente los de Laos, Myanmar y Vietnam.

Un prototipo de vacuna fue 77% efectivo en pruebas realizadas en África, anunció la Universidad de Oxford en abril. Podría aprobarse en dos años.

Vídeos: el G1 más visto en los últimos 7 días

Written By
More from Arturo Galvez

Biden invita al presidente de Rusia y China a la cumbre sobre el cambio climático

JN / Agencias Ayer a las 01:06 El presidente de Estados Unidos,...
Read More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *