Declaración por el Derecho a la Tartamudez pide espacio, respeto y aceptación

Declaración por el Derecho a la Tartamudez pide espacio, respeto y aceptación

Unas 70 asociaciones de todo el mundo firmaron la Declaración por el Derecho a la Tartamudez, que pide a la sociedad «espacio y respeto» para quienes tardan más en terminar las frases y busca concienciar sobre la aceptación de quienes tartamudean.

“Ninguna organización puede pretender valorar la igualdad o la diversidad a menos que en ella se permitan y valoren las voces tartamudas”, se afirma en el documento firmado por 70 asociaciones de 35 países, a propósito del Día Internacional de Concienciación sobre la Tartamudez, que se conmemora este sábado.

En la Declaración por el Derecho a la Tartamudez se subraya que “en esta época de diversidad, a quienes tartamudean muchas veces no se les dan los ajustes necesarios, ya sea en el trabajo, en la educación o en el acceso a los servicios del día a día”. “No es razonable esperar o insistir en que seamos fluidos. Tartamudeamos. Así es como hablamos”, subraya el documento.

En Portugal, donde se estima que hay alrededor de cien mil personas que tartamudean, la iniciativa se presenta el sábado, en Figueira da Foz, donde la Asociación Portuguesa de Tartamudos (APG) celebra las Jornadas 2.0, un evento de debate y reflexión sobre la tartamudez» y el activismo en la tartamudez».

Se confirma la presencia de los diputados Maria João Castro, del PS, Carlos Guimarães Pinto, de Iniciativa Liberal, y la exdiputada Joacine Katar Moreira, en las reuniones.

“La Declaración sobre el Derecho a la Tartamudez es un instrumento clave para sensibilizar a la sociedad y afirmar nuestro derecho a ser escuchados, a ser vistos, a participar, a alcanzar nuestro pleno potencial como seres humanos dignos y realizados”, subraya la APG, en un comunicado enviado a la agencia Lusa.

APG considera que la tartamudez «a menudo se pasa por alto cuando se habla de temas como la diversidad y la inclusión».

En la misma nota, la organización subrayó que el mayor problema al que se enfrentan los asociados no es la dificultad para decir “esta o aquella palabra”, sino las barreras que encuentran en las actitudes y “estereotipos deshonestos, que provocan vergüenza y zozobra social”.

APG explicó que la tartamudez es variable y que un tartamudo «puede tartamudear mucho o poco en diferentes días y horas».

«En determinadas situaciones, incluso un tartamudo con fluidez lleva ocasionalmente a que la tartamudez sea vista injustamente como una condición que es culpa del tartamudo», denunció la asociación, advirtiendo que la logopedia no garantiza una mejora en la fluidez y que «las ganancias eventuales en la fluidez en un entorno clínico no siempre dura a largo plazo en un entorno real».

A APG acrescenta, na mesma nota, que «apresentar a gaguez como um tabu faz com que se gagueje mais» e advertiu terapeutas e gagos a concentrarem-se não tanto na fluência, «mas na aceitação pessoal», tendo como objetivo «uma melhor calidad de vida». “Por lo tanto, la fluidez en la vida diaria no se puede imponer, especialmente por parte de un empleador”, advirtió el organismo, que abogó por la necesidad de lugares de trabajo inclusivos.

La APG defiende, como principio fundamental, «la dignidad incuestionable de la persona que tartamudea, y la tartamudez como forma de comunicación por derecho propio».

“Tenemos una voz y tenemos el derecho de hacer que esa voz se escuche”, reforzó la entidad, con foco en la concientización sobre este tema.

READ  El nuevo técnico de River-PI, Emanoel Sacramento, revela que es consciente de la presión por el título: "Es el club más grande de Piauí" | río-pi

Written By
More from Arturo Galvez
Vacuna para ser aprobada en la UE «a principios de junio»
Franz-Werner Haas, director general de la compañía farmacéutica alemana CureVac, reveló que...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *