El Estado inspecciona los muros del Parque Chapada dos Guimarães y la población puede transitar segura por la MT-251

Organismos estatales realizaron este lunes (10.01) una inspección técnica en la carretera MT-251, que conecta Cuiabá con Chapada dos Guimarães, para verificar la situación de los muros del Parque Nacional Chapada dos Guimarães. Los expertos destacan que los pequeños deslizamientos de tierra son normales durante la temporada de lluvias y las personas pueden usar el camino de manera segura.

La región visitada es cercana a Portão do Inferno, ubicada a unos 45 kilómetros de la capital. Participaron de la encuesta la Secretaría de Estado de Infraestructura y Logística, Medio Ambiente, Protección Civil del Estado, Servicio Militar de Bomberos (CBMMT), ICMBio y la Alcaldía de Chapada dos Guimarães. Un grupo de trabajo integrado por los participantes en la investigación garantizará una vigilancia permanente para la prevención de incidentes.

El subsecretario de obras viales de Sinfra, Nilton de Britto, dijo que el gobierno actuaría para evitar deslizamientos de tierra en la carretera. “Estaremos monitoreando en todo momento, y de manera visual, para evitar derrumbes que bloqueen la pista”.

Según el representante de Protección Civil, Lucas Souza Chermont, la agencia actuará en la integración institucional para la creación de un grupo de trabajo para proponer medidas preventivas en el sitio. El objetivo es una respuesta rápida en caso de incidente. “La situación está, en principio, bajo control. Estamos trabajando en colaboración con el servicio geológico de Sema para hacer un estudio más profundo para que, en caso de ser necesario, podamos intervenir en el yacimiento”.

Según Júlio César Arraes, doctor en geología y analista de la Secretaría de Estado de Medio Ambiente, la región está formada por arenisca, que es una formación rocosa frágil, y hay un desgaste natural del material acelerado por la lluvia.

READ  Brawn está de acuerdo en que los medios puntos no eran ideales para la F1 en Bélgica

“En áreas como Chapada dos Guimarães, las voladuras son normales, especialmente en tiempo de lluvia. Nada de esto nos asusta, pero estamos comprometidos con la gente para preservar y salvar vidas. Entonces, estamos ahí para buscar propuestas y proyectos para mitigar los riesgos, para preservar el turismo y también la salud de estos ambientes naturales”, evalúa la especialista.

La responsable del Parque Nacional Chapada dos Guimarães, Cintia Brazão, destaca que el ICMBio ya monitoreó las áreas de riesgo del parque, especialmente las frecuentadas. “Estamos cambiando la posición de los senderos para mejorar la seguridad de los visitantes y, en caso de ser necesario, pedimos ayuda a nuestros socios para realizar las inspecciones y así tener mejores opciones en las decisiones técnicas”.

More from Rosario Galindo
¿El error de Tom Brady sentencia a los Buccaneers ante los Bears?
El mariscal de campo de los Buccaneers, Tom Brady, aparentemente perdió la...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *