España tiene un programa tecnológico que involucra robots, algoritmos y datos para evitar la sexta gran extinción

La tecnología se pone al servicio de la fauna y la flora para preservar la biodiversidad gracias a las ventajas de los algoritmos de control, la monitorización de datos y la robótica.

Por Irene Iglesias Álvarez

Una vez más, la tecnología se pone al servicio del planeta. En esta ocasión, para evitar la que podría ser la sexta gran extinción de especies, gracias al proyecto Wildlife Monitoring Bots impulsado por la Consejo Superior de Investigaciones Científicas (Consejo Superior de Investigaciones Científicas). Actualmente, la velocidad a la que desaparecen las especies se ha acelerado constantemente, lo que genera preocupación y destaca la necesidad de medidas de mitigación para detener la pérdida de biodiversidad. La tecnología juega un papel clave en esta lucha.

Los algoritmos de control son esenciales

La información es poder, y en este caso no hay excepción. En este contexto, es necesario contar con censos de poblaciones amenazadas a lo largo del tiempo, lo que en la práctica es un verdadero desafío por la importante inversión de recursos que implica el conteo. Por ello, la generación de datos se complementa y potencia cada vez más con el despliegue de redes de sensores móviles, ubicados en distintos tipos de vehículos autónomos. Estos dispositivos, además de reducir costos, son un medio eficiente y preciso para obtener información sobre la especie. Sin embargo, para gestionarlos, es crucial desarrollar algoritmos de control robustos y rápidos que monitoreen la posición y la velocidad del vehículo autónomo en todo momento y comparen los datos con movimientos prediseñados.

Estos vehículos autónomos -que pueden ser vehículos terrestres, aéreos o marítimos- son operados individualmente y quienes los operan son quienes trabajan de manera coordinada. En este escenario, el verdadero desafío matemático radica en diseñar algoritmos de control que permitan a un solo operador coordinar un grupo de robots que realizan una tarea de forma autónoma. En los últimos años se han desarrollado varios métodos de coordinación de robots, especialmente en robots terrestres. Estos dispositivos son capaces de formar formas geométricas, que permiten ampliar el área de cobertura.

READ  El presidente mexicano felicita a Biden por las elecciones en Estados Unidos | Mundo

Estos modelos, según el proyecto, ya han mostrado buenos resultados en la coordinación del control de drones y vehículos terrestres autónomos. Actualmente, el objetivo es utilizar esta metodología para coordinar drones y kayaks no tripulados para realizar un censo del venado de las pampas, especie en peligro de extinción, en los humedales del Sitio Bahía Samborombón Ramsar (Buenos Aires), de difícil acceso por vía terrestre. Así, el desarrollo de modelos matemáticos, específicos para este problema, permitirá diseñar algoritmos para el control de sistemas con más de dos vehículos, aplicables a otras cuestiones ambientales.



More from Ambrosio Badillo
Sacha Baron Cohen trató de bromear con Rudy Giuliani en Drag pero se prendió
Recién salido liderando un absurdo cantar En una reunión de la derecha...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.