La pintura rupestre en España fue realizada por neandertales, según un estudio – Revista Galileu

Un estudio confirma que la pintura rupestre en España fue realizada por neandertales (Foto: Reproducción / Universidad de Barcelona)

Es en la Cueva de Ardales, también conocida como Cueva de Doña Trinidad, donde se encuentran algunas de las pinturas más antiguas del mundo. Situada en Málaga, en el sur de España, la región alberga un importante arte rupestre del Paleolítico. Entre ellas se encuentran coloridas estalagmitas cuya datación de 65.000 años implica la paternidad de los neandertales, lo que ya ha sido objeto de un gran debate entre miembros de la comunidad científica. Sin embargo, esta cuestión parece superada definitivamente.

Según una encuesta publicada en la revista procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias, las pinturas fueron hechas por estos homínidos extintos. El estudio realizado por la Universidad de Barcelona sugiere que habrían visitado la cueva varias veces para marcar de forma simbólica y repetida la roca estalagmita con ocre.

Aquellos que no creían en esta hipótesis creían que las rayas rojas en la superficie de la piedra debían ser el resultado de actividad no humana, ya que los 65.000 años atribuidos a la grabación significarían que se había creado hace al menos 20 años. 000 años antes de la llegada de los humanos modernos. hacia el continente europeo.

Pero el análisis de pequeñas cantidades de residuo rojo extraído de las estalagmitas deja pocas dudas e indica que el pigmento se aplicó intencionalmente. “Tanto la ubicación y distribución de las marcas como el tamaño y morfología de los cristales que componen estos residuos excluyen la posibilidad de ser depósitos de origen natural”, dice. en una nota, el investigador de Africa Pitarch.

READ  Los portugueses pueden regresar para viajar al extranjero (excepto España) - Executive Digest

Además de excluir alternativas como la acción de microorganismos y procesos geológicos (caudales de ríos, percolación de agua y desgaste de paredes, por ejemplo), los investigadores encontraron que el pigmento utilizado probablemente era a base de ocre y provenía de fuera de la Cueva de Ardales.

De la comparación de los elementos se pudo concluir que existe una diferencia de textura y composición entre el residuo rojizo y las muestras del interior de la cueva. “Esto implica que los autores de estas líneas rojas tuvieron que buscar, seleccionar, recolectar y traer de regreso el material coloreado que se usaría en la cueva. En otras palabras, había un cierto nivel de organización ”, comenta Pitarch.

Los investigadores también observaron variaciones en la composición entre las muestras de la pintura que corresponden a diferencias en la cronología de las capas de estalagmitas, lo que puede revelar que muchos neandertales visitaron la cueva a lo largo del tiempo y marcaron la roca d rojo ocre.

“Esta acción sugiere que sus autores querían subrayar y perpetuar la importancia del lugar a través de historias transmitidas de generación en generación”, explica João Zilhão, director del proyecto. “Al mismo tiempo, fortalecería la cohesión entre los miembros del grupo y su vínculo con el territorio”, agrega.

Dada esta información, los investigadores creen que las pinturas en las estalagmitas pueden no clasificarse estrictamente como arte. Sería más apropiado describirlos como el resultado de comportamientos gráficos derivados de la complejidad social de los neandertales aún por descubrir y comprender.

More from Ambrosio Badillo
claves para el bienestar en el trabajo en tiempos de incertidumbre
Manejar el estrés, comer, descansar y hacer ejercicio, aspectos clave de este...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *