“La radio pública debe dar voz a los que no tienen espacio” | Informe del día

Periodista e historiador Thiago GomideAlberto Jacob Filho / Divulgación / MultiRio

Voluntario en Rádio Roquette Pinto de 2010 a 2017, periodista, historiador y colaborador de EL DÍAThiago Gomide, de 36 años, fue nombrado director-presidente del vehículo por el gobernador Cláudio Castro (PL) este año, cuando la radio de 87 años inauguró un estudio en el Palacio de Guanabara. En entrevista con el diario, habla sobre el cambio de nombre del vehículo – que en 2017 cambió el homenaje al padre de la radiodifusión a “94 FM” -, el funcionamiento de una radio pública, la importancia del oyente para El vehículo estatal y de radiodifusión, su diferencial: “El vehículo estatal tiene que ser más cuidadoso con lo que dice y produce, además de abrir el micrófono para múltiples miradas”.

EL DÍA: ¿Cómo fue llegar y hacerse cargo de la radio rebautizada 94 FM? ¿Y cómo se refleja el regreso al antiguo nombre en las direcciones actuales?

Thiago: Como historiador, considero que el cambio de nombre es una tragedia, dada la importancia del personaje y el respeto por la historia. No pude identificarme con 94 FM. No borras un nombre; la memoria no se destruye. Roquette Pinto siempre ha sido una emisora ​​de radio cultural y educativa, ofreciendo lo que no tiene en otros vehículos: dar voz a gente que no tiene espacio, músicos sin posibilidad de hacerse oír. Tenemos que ser abiertos y encontrar diferentes oyentes, por mucho que genere menos audiencia. La radio pública debe verse como una escuela, además de como un proveedor de servicios. Además, es nuestra obligación mirar los 92 municipios del estado, no solo la capital. Necesitamos dar espacio en nuestra agenda a los talentos del interior.

READ  El confinamiento no es peor que la propia pandemia, muestra un estudio - Ciência & Saúde

¿Qué son los programas de rendición de cuentas?

Un secretario, un alcalde, un diputado o incluso un tribunal pueden usar micrófonos no para hacer proselitismo político, sino para rendir cuentas en su mandato. Cuando el Tribunal de Cuentas del Estado o la Justicia firman una columna, educan a la población sobre lo que hacen los cuerpos.

¿Qué es el periodismo público para ti?

Es un periodismo basado en los conceptos más profundos de la educación: el respeto a las diferencias y la responsabilidad de no tratar al otro como a un menor. El vehículo estatal tiene que tener más cuidado con lo que dice y produce, además de abrir el micrófono a múltiples miradas, respetando las leyes y la individualidad.

¿El papel de la radio pública es proporcionar audiencia? Si no es así, ¿qué es?

No, el papel es dar voz y permitir que la sociedad en su conjunto interactúe con la radio pública, aprovechándose de profesionales creíbles. No pongo la música bombeada en TikTok, porque si hago eso, elimino a los artistas del campo que no están en la red social. Nuestro papel es social. “O Som da Rua”, por ejemplo, es un programa de músicos callejeros, mientras que “Papo Reto” revela los poderes de las favelas. Con nuestra credibilidad, atraemos voluntarios, desde Ricardo Cravo Albin y Lula Vieira hasta Rosa Perdigão, de la Associação Nacional das Baianas de Acarajé. Nuestro sector periodístico ganó el Premio Sebrae de Periodismo, a través del trabajo de Cláudia Barcellos, quien trabaja en la casa desde hace años. Recibió el programa “Toda Tarde”, y abordó el emprendimiento como uno de los aspectos. Es una victoria colectiva, pero con las huellas de Cláudia.

READ  Marruecos reabre el espacio aéreo el 7 de febrero

Entonces, ¿cómo mide la radio la respuesta de la audiencia?

A través de redes sociales, WhatsApp y muchas conexiones. Doña Zélia, de Tijuca, es un símbolo: hasta trajo pastel. El oyente tiene que sentir que pertenece, entender cómo trabajamos, al fin y al cabo, nos pagan con dinero público. En Enem, por ejemplo, dedicamos parte de la programación con contenido educativo para jóvenes que no pueden tener una educación de calidad.

¿Cómo ves la radio, un vehículo casi centenario, en los tiempos de TikTok?

¿Quién tiene un teléfono celular? Solo en el estado, hay miles de estudiantes sin internet. En este escenario, la radio suele ser un punto de encuentro para los menos afortunados, tanto que la audiencia aumentó un 20% en la pandemia. Precisamente, por ser un lugar de intercambio, de intimidad y comodidad. Y también está el problema financiero: es caro tener un televisor, pero la radio que funciona con baterías es más fácil. De todos modos, también estamos invirtiendo en el futuro, incluso con un presupuesto bajo: comenzamos a transmitir en video los espectáculos directamente desde nuestro auditorio, dejando una colección para las próximas generaciones.

Written By
More from Arturo Galvez
Migración: el ministro de Defensa considera inaceptable la presión bielorrusa sobre Lituania – Noticias
“Estamos hablando aquí de la explotación de refugiados e inmigrantes por Bielorrusia,...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *