Las fotos revelan cómo los astrónomos veían el espacio hace más de 100 años; échale un vistazo – Revista Galileo

Una imagen de prisma objetivo de Júpiter en Hyades tomada el 21 de noviembre de 1917 con el telescopio Zeiss-Triplet de 15 cm.

Es como dice ese meme: equipos astronómicos del pasado caminaron para que el telescopio James Webb pudiera funcionar. En la semana en que el último observatorio espacial de la NASA deslumbró al mundo con sus primeros registros del Universo, una iniciativa europea publicó imágenes históricas desde el espacio.

En asociación con el Instituto Leibniz de Astrofísica de Potsdam y las universidades de Hamburgo y Tartu (Estonia), investigadores de la Universidad Friedrich Alexander-Universidad de Núremberg (FAU, por sus siglas en alemán) lanzaron el proyecto APPLAUSE, que tardó una década en completarse.

Aunque la imagen más antigua tiene “solo” 129 años, son de gran valor histórico y científico y “un tesoro para fines académicos”, según nota FAU. “Imágenes como estas son la única forma en que los astrónomos de hoy pueden rastrear cómo las estrellas se mueven o cambian de intensidad durante varias décadas”, dice la institución.

El equipo ha estado digitalizando las imágenes desde 2012. La base de datos APPLAUSE, que se traduce como Archivos de placas fotográficas para uso astronómico, incluye registros que datan de 1893 a 1998. El proceso de catalogación también involucró detalles como la fecha de la foto, la región del cielo y donde se tomaron las imágenes.

Imagen directa con 24 exposiciones de 6 y 14 minutos del campo de estrellas variable BD+00 4900 (CY Aqr) tomada por Rolf Müller el 1 de septiembre de 1935 con el telescopio Zeiss-Triplet de 15 cm.  (Foto: Reproducción / APLAUSOS)

Imagen directa con 24 exposiciones de 6 y 14 minutos del campo de estrellas variable BD+00 4900 (CY Aqr) tomada por Rolf Müller el 1 de septiembre de 1935 con el telescopio Zeiss-Triplet de 15 cm. (Foto: Reproducción / APLAUSOS)

El consorcio de investigación ha desarrollado un software que utiliza inteligencia artificial para eliminar errores causados ​​por arañazos o polvo en placas fotográficas y calibrar las imágenes, lo que permite compararlas entre sí con fines científicos. «Los investigadores de todo el mundo ahora tienen acceso a 4.500 millones de mediciones de fuentes de luz celestial para sus investigaciones», dijo el comunicado.

READ  Espacio multipropósito en el Parque Qinglongshan / Escuela de Arquitectura de la Universidad del Sureste + Atelier XÜK

94 mil placas fotográficas

Del total de 94.090 placas, 40.000 son del Dr. Karl Remeis Bamberg, del Instituto Astronómico de la FAU, Alemania. Esto incluye astrofotografías tomadas entre 1963 y 1976 en observatorios del hemisferio sur.

Imagen directa con exposición de una sola hora de la Galaxia de Andrómeda (M31) tomada el 7 de septiembre de 1953 con la cámara Great Schmidt de 50 cm.  (Foto: Reproducción / APLAUSOS)

Imagen directa con exposición de una sola hora de la Galaxia de Andrómeda (M31) tomada el 7 de septiembre de 1953 con la cámara Great Schmidt de 50 cm. (Foto: Reproducción / APLAUSOS)

Estas imágenes muestran el cielo del sur y son las únicas de su tipo disponibles en todo el mundo, ya que ningún otro proyecto astronómico ha documentado esta parte del cielo durante este período.

Desde que se publicaron las últimas imágenes en 2018, ahora se han agregado al proyecto placas fotográficas tomadas en Bamberg entre 1912 y 1968 que muestran el cielo del norte. Esas 17.600 fotos son la adición más importante a lo que ahora es la actualización de datos final.

Qué enseñan las imágenes

Los estudios de los cielos del norte y del sur realizados durante el siglo pasado por el observatorio de Bamberg tenían como objetivo investigar estrellas que varían en intensidad. La estrella “HD49798” es un ejemplo. Sus fluctuaciones erráticas de intensidad se registraron en placas fotográficas de Bamberg en la década de 1960 y principios de la de 1970, pero los científicos no pudieron analizarlas hasta 2021.

Imagen directa con una sola exposición de 10 minutos del cometa Mrkos (C/1957 P1) tomada por Gerhard Böttger el 14 de agosto de 1957 con el Gran Refractor de 80 cm.  (Foto: Reproducción / APLAUSOS)

Imagen directa con una sola exposición de 10 minutos del cometa Mrkos (C/1957 P1) tomada por Gerhard Böttger el 14 de agosto de 1957 con el Gran Refractor de 80 cm. (Foto: Reproducción / APLAUSOS)

Muestran que la intensidad de la estrella aumentó constantemente entre 1964 y 1965, pero luego comenzó a brillar menos hasta 1974. También hubo cambios rápidos en la luz emitida en solo unos días.

En 1999, las lecturas satelitales revelaron que la estrella estaba emitiendo rayos X. Hoy, los científicos sospechan que estos rayos están siendo emitidos por un objeto compañero invisible y más compacto, posiblemente una estrella de neutrones.

Hasta ahora, los científicos no podían rastrear las variaciones de intensidad a largo plazo, ya que no había mediciones que abarcaran los diez años del proyecto. «Los datos históricos de las placas fotográficas son, por lo tanto, una valiosa fuente de información astronómica que los investigadores analizarán ahora en los próximos años», afirma el comunicado.

Puedes ver algunas de las imágenes. en el sitio web del proyecto APLAUSOS.

Written By
More from Arturo Galvez
IFCN inauguró nuevo espacio
Artículo | 02/11/2021 18:45 Susana Prada inauguró hoy un nuevo espacio en...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.