Las sondas Voyager celebran 45 años en el espacio

espacio

Editor del sitio web de Innovación Tecnológica – 20/08/2022

Las dos sondas ya han hecho mucha historia, incluidas visitas pioneras a Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno.
[Imagem: NASA/JPL-Caltech]

Registros de Voyager

Lanzadas en 1977, las sondas gemelas Voyager establecieron nuevos hitos en la exploración espacial, como la misión más larga y la nave espacial lanzada por el hombre más alejada de la Tierra, además de ser la única nave espacial para explorar el espacio interestelar, habiendo salido ya de los confines del Sol. Sistema. .

La primera de las gemelas, la Voyager 2, despegó el 20 de agosto de 1977, completando hoy 45 años en el espacio; su hermana fue lanzada dos semanas después, el 5 de septiembre.

Después de tanto tiempo, las dos sondas Voyager se han convertido en verdaderas reliquias, cápsulas del tiempo de su época: cada una lleva una casetera de ocho pistas para grabar datos, tienen unas 3 millones de veces menos memoria que los teléfonos móviles modernos y transmiten datos unas 38.000 veces más lento que una conexión a Internet 5G.

Sin embargo, permanecen a la vanguardia de la exploración espacial porque son las únicas sondas para explorar el espacio interestelar, el océano galáctico a través del cual viajan nuestro Sol y sus planetas.

El Sol y sus planetas residen en la heliosfera, una burbuja protectora creada por el campo magnético del Sol y el flujo de viento solar (partículas cargadas) que sopla hacia el exterior.

Los investigadores, algunos de ellos más jóvenes que las dos naves espaciales, están combinando las observaciones de las Voyagers con datos de misiones más recientes para obtener una imagen más completa de nuestro Sistema Solar y cómo la heliosfera interactúa con el espacio interestelar.

pioneros

Pero no se puede olvidar la historia que ya escribieron las dos sondas, pioneras en sus visitas a Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno, enviándonos las primeras -únicas en algunos casos- fotos locales de estos lejanos planetas.

Ambas sondas viajaron a Júpiter y Saturno, con la Voyager 1 moviéndose más rápido y alcanzándolas primero. Juntas, las sondas trajeron revelaciones de los dos planetas más grandes del Sistema Solar y sus lunas mucho más allá de lo que se puede obtener con telescopios.

La Voyager 2 también se convirtió en la primera y única nave espacial en volar cerca de Urano (en 1986) y Neptuno (en 1989), ofreciendo a la humanidad vistas extraordinarias de estos mundos distantes.

Sondas Voyager completan 45 años en el espacio

Cada Voyager lleva un disco fonográfico chapado en oro de 30 cm de diámetro con imágenes y sonidos de la Tierra.
[Imagem: NASA/JPL-Caltech]

Embajadores de la Humanidad

Los Voyagers también son embajadores de la humanidad, cada uno portando un disco dorado que contiene imágenes de la vida en la Tierra, diagramas de principios científicos básicos y audio que incluye sonidos de la naturaleza, saludos en múltiples idiomas y música.

Estos registros sirven como una versión cósmica de un «mensaje en la botella» para cualquiera que pueda encontrar sondas espaciales en el futuro.

Aunque el oro que protege los discos se descompondrá naturalmente y será erosionado por la radiación cósmica, se espera que los registros duren más de mil millones de años.

duro en la caída

Desafortunadamente, las dos sondas durarán mucho menos que los mensajes que llevan.

Cada Voyager funciona con un generador termoeléctrico de radioisótopos que contiene plutonio, que emite calor que se convierte en electricidad. A medida que el plutonio se descompone, la producción de calor se ralentiza y las Voyagers pierden electricidad.

Para compensar esta disminución de energía, el equipo ya apagó todos los sistemas no esenciales e incluso algunos considerados esenciales, incluidos los calentadores que protegen los instrumentos que aún funcionan de las gélidas temperaturas del espacio. Afortunadamente, los cinco instrumentos a los que se les apagaron los calentadores desde 2019 todavía funcionan, a pesar de estar muy por debajo de las temperaturas más bajas a las que se probaron.

Recientemente, la Voyager 1 comenzó a experimentar un problema que provocó que la información de estado de uno de sus sistemas a bordo se distorsionara. A pesar de esto, el sistema y la sonda continúan funcionando normalmente, lo que sugiere que el problema está en la producción de datos de estado, no en el sistema en sí.

La sonda todavía está enviando observaciones científicas y el equipo de ingeniería todavía está tratando de corregir el problema o encontrar una forma de evitarlo.


Siga el Sitio de Innovación Tecnológica en Google News

Otras noticias sobre:

más temas

Written By
More from Arturo Galvez
Maine CDC reporta 12 muertes relacionadas con coronavirus, 274 nuevos casos
Doce personas mayores con COVID-19 han muerto en las últimas 24 horas,...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.