Liderar es un arte y ya no hay lugar para una cultura hardcore

Liderar es un arte y ya no hay lugar para una cultura hardcore

Las empresas están invirtiendo en la gestión de la salud emocional, logrando un mayor compromiso, productividad y retención del talento

Diferentes perfiles de liderazgo pueden guiar al equipo al fracaso o al éxito, dependiendo del desempeño de su rol y la mentalidad del líder. Grandes nombres, maestros y líderes dicen, entre otras definiciones y habilidades inherentes, que el liderazgo es influencia. Según Bill Gates, “Mientras miramos hacia el próximo siglo, los líderes serán aquellos que empoderen a otros”.

¿Y cuándo nos enfrentamos a un liderazgo incondicional en el siglo XXI? Ya no hay lugar para una cultura hardcore. Según Victor Mirshawka Jr, consultor de la firma de consultoría e innovación Fábrica de Criatividade, las personas hoy en día son plenamente conscientes de sus derechos y deberes, han aprendido a distinguir lo que quieren y, sobre todo, lo que no quieren en el lugar de trabajo. . .

“Valoran la calidad de vida y esto les confiere un mejor desempeño, mejores resultados y otros beneficios. Las empresas están invirtiendo en la gestión de la salud emocional, logrando mayor compromiso, productividad y retención del talento”, explica.

“Concluimos que los Líderes, además de conocimientos técnicos, son democráticos, visionarios, innovadores, afectivos, empáticos, justos, flexibles, practican la escucha activa, empoderan, son entrenadores que aprenden y enseñan, tienen confianza en sí mismos, inteligencia emocional, son disciplinados , practican la autogestión y buscan perfeccionar sus habilidades y adquirir nuevas para ser cada vez mejores en lo que están dispuestos a hacer”, concluye.

Written By
More from Arturo Galvez
Qué esperar de la economía global en 2022
Es bastante natural que todo el mundo se pregunte por el futuro,...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *