Los astrónomos detectan un estampido sónico varias veces más grande que la Vía Láctea | Espacio

Ondas de choque de una colisión violenta entre una galaxia en el Quinteto de Stephan – un famoso conjunto de cinco galaxias — y los otros objetos del grupo, crearon una «planta de reciclaje» de hidrógeno molecular. El aterrador estampido sónico fue varias veces más grande que el Vía Láctea.

La planta de energía ahora está generando sucesos misteriosos, como choque galáctico conforma el Quinteto. Así lo demuestran las observaciones presentadas este lunes (9) en la 241ª reunión de la Sociedad Astronómica Americana (AAS) en Seattle, Washington.

El Quinteto de Stephan está formado por las galaxias NGC 7317, NGC 7318a, NGC 7318b, NGC 7319 y NGC 7320, situadas a unos 270 millones de años luz de distancia, en el constelación de pegaso. El grupo funciona como un laboratorio prístino para el estudio de las colisiones de galaxias y sus impactos.

Debido a que en el Quinteto la actividad violenta tiene lugar entre galaxias, donde hay poca o ninguna formación estelar que obstruya la vista, el grupo permitió a los astrónomos observar lo que sucede cuando NGC 7318b se entromete a aproximadamente 800 km/s, la velocidad a la que un viajes de naves espaciales tierra a Luna solo tomaría 8 minutos.

«Cuando este intruso choca con el cúmulo, está chocando con una vieja corriente de gas que probablemente fue causada por una interacción anterior entre dos de las otras galaxias y está causando que se forme una onda de choque gigante», dice Philip Appleton, investigador principal. del proyecto, en anuncio.

En 2010, los científicos utilizaron el Telescopio espacial Spitzer para observar el Quinteto de Stephan y descubrió grandes nubes con temperaturas que oscilaban entre -174°C y 127°C. “Estas nubes deberían haber sido destruidas por la onda expansiva a gran escala que se movió a través del grupo, pero no fue así. Y queríamos saber, y todavía queremos saber, ¿cómo sobrevivieron? cuestionó Appleton.

Luego, los científicos construyeron una imagen de cómo se está formando el gas de hidrógeno a través de observaciones a fines de 2011 con el receptor Band 6 del observatorio. Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA). En 2022, el Telescopio Espacial James Webb capturó imágenes del Quinteto de Stephan en infrarrojo.

Los expertos hicieron zoom con ALMA en tres regiones clave con extremo detalle. El centro de la onda de choque principal, denominada Campo 6, reveló una nube gigante de moléculas frías que se desintegraban y se estiraban en una larga cola de hidrógeno molecular caliente.

Es como una especie de «reciclado» en el que la nube fría se desintegra en el gas supercaliente. «Todavía no comprendemos completamente estos ciclos, pero sabemos que el gas se está reciclando porque la longitud de la cola es más larga que el tiempo que tardan en destruirse las nubes que la componen», explica Appleton.

Ya en una región llamada Campo 4, los científicos encontraron lo que parece ser un pequeño galaxia enana en formación, un entorno más estable y menos turbulento que permitió que el hidrógeno colapsara en un disco de estrellas.

«En el Campo 4, es probable que las grandes nubes preexistentes de gas denso se volvieran inestables debido al impacto y colapsaran para formar nuevas estrellas como esperábamos», dijo Pierre Guillard, investigador del Institut d’Astrophysique de París y co-investigador del proyecto.

“La onda de choque en el medio intergaláctico del Quinteto de Stephan formó tanto gas molecular frío como el que tenemos en nuestro propio espacio. Vía Láctea y, sin embargo, forma estrellas a un ritmo mucho más lento de lo esperado”, señala Guillard.

Para el investigador, entender por qué este material es estéril es un verdadero desafío. “Se necesita trabajo adicional para comprender el papel de los altos niveles de turbulencia y la mezcla eficiente entre gas frío y caliente”, señala.

el video de abajo muestra el Quinteto de Stephan, destacando los campos de observación 4, 5 y 6, las áreas donde el equipo encontró que la turbulencia causada por una onda de choque gigante creó una «planta de reciclaje» de gas molecular frío y caliente. Verificar:

Written By
More from Arturo Galvez
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.