Parolin: que la ciencia esté al servicio de la dignidad humana, un bien irreductible

Parolin: que la ciencia esté al servicio de la dignidad humana, un bien irreductible

El Cardenal Secretario de Estado habló en la tercera “Cumbre de Cambiadores del Mundo” celebrada en el Vaticano. Estuvieron presentes empresarios y expertos del mundo de la innovación y la tecnología, quienes cuestionaron la necesidad de promover el desarrollo, la ciencia, la fe y la dignidad humana.

Roberto Paglialonga – Ciudad del Vaticano

“Si las ciencias hoy ofrecen grandes posibilidades de crecimiento, también tenemos ante nosotros riesgos e implicaciones antropológicas notables que requieren un discernimiento cada vez más cuidadoso”.

Así lo afirmó el cardenal secretario de Estado Pietro Parolin, en su discurso de saludo a los participantes de la tercera “Cumbre Mundial de Cambiadores” («Cumbre de los Cambios Mundiales») – creada por el profesor Gabriele Andreoli, presidente del Instituto de Estudios Avanzados y de Cooperación (Iasc), una organización internacional sin fines de lucro que promueve actividades científicas y de cooperación en diversos sectores, desde el cultural hasta el económico. financiero – este año titulado “Foro para ayudar a construir un futuro mejor”, celebrado en la sede de la Academia Pontificia de Ciencias Sociales.

Por lo tanto, “lo que debemos tener siempre presente – prosiguió el cardenal, citando al Papa Francisco – es “la realidad irreductible de la persona humana””.

Reunidos en Casina Pío IV, más de 60 empresarios y especialistas en innovación, quienes presentaron proyectos y realidades encaminadas a combinar ciencia y tecnología con el respeto y protección de la creación, reflexionando sobre las posibilidades de unir activamente ciencia y fe en un mundo cada vez más beneficiado y, a veces sufre los avances de la tecnología.

En el contexto actual, las personas de fe están llamadas a dar su contribución. “Los creyentes – afirmó el cardenal Parolin – deben tener una visión atenta y proactiva para seguir caminos comunes y actuar por un futuro digno para las nuevas generaciones”. Una pregunta sobre el legado dejado a los jóvenes, que el Papa Francisco ya presentó en tono fuerte en Encíclica Laudato sí’ 2015, planteando la pregunta: “¿Qué mundo dejaremos a las generaciones futuras?”

Por ello, subrayó en la conclusión, “las opciones concretas son cada vez más necesarias para el bien de todos”. Por eso es importante la «relación entre el desarrollo científico y la persona humana», para que siempre se tenga presente el objetivo del «bien común».

A su vez – afirmó el profesor Andreoli en la presentación del evento – “lo que nos mueve y nos guía es la convicción profunda de que cada ser humano tiene su propia dignidad y debe, por tanto, poder vivir su vida utilizando lo que la ciencia. La tecnología y la fe nos permiten hacerlo hoy”.

Durante el encuentro se presentaron instrumentos de salud que tienen como objetivo combatir enfermedades endémicas presentes en algunos países, como la malaria; o proyectos que integran desarrollos recientes en bioarquitectura con la protección de ecosistemas y el uso de fuentes de energía renovables.

Al margen de su discurso, el Secretario de Estado recibió una obra de arte que “respira”, equipada con tecnología capaz de purificar el aire. Una obra, según explican, creada por un robot, y que pretende presentar la posibilidad de una conexión física entre la tecnología material y el entorno y una conexión “entre ciencia y fe para un mundo más armonioso”.

READ  Abrantes: Sasha - Kebab e Gelados reabre en Aquapolis Sul con un espacio renovado (CON AUDIO Y FOTOS)
Written By
More from Arturo Galvez
Ciencia – Portal en línea de GMC
fuente: Pixabay Necesito distracciones para vivir. Todos lo necesitamos, porque la vida...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *