Romario Feitosa: Reflexiones sobre la magia del teatro infantil

Romario Feitosa: Reflexiones sobre la magia del teatro infantil

Romário Feitosapresidente de la Compañía Cata-Ventos de Cultura y director institucional del Festival Internacional de la Cultura, las Artes y el Teatro (Ficate)

El jueves (14/9), en el escenario teatral del Servicio Social del Comercio (Sesc), tuve el privilegio de presenciar dos obras de teatro que me llevaron a reflexionar profundamente sobre el encanto y la magia que el teatro puede aportar a los niños. Fue un día extraordinario, lleno de risas, sorpresas y momentos inolvidables.

La primera pieza, “Gracias y Desgracias de la Bruja Mala Facha”, presentada por la Compañía Solitaria Machala, dio vida al personaje de la bruja Mala Facha, una figura particular y adorable. Mala Facha, con su amabilidad y una pizca de despiste, se dedicaba a ayudar a las personas en dificultades, valiéndose de sus conocimientos y habilidades mágicas. Me cautivó esta bruja buena, cuyo corazón generoso conmovió a todo el público. Ver esta obra de títeres fue un recordatorio inspirador de cómo la empatía y la compasión pueden crear puentes mágicos entre el mundo real y la imaginación de los niños.

Pero lo que más me impresionó fue la interacción de los niños con una actuación hablada en español. Me mostró que en el arte no hay fronteras, no hay barreras, ni siquiera las del idioma. Los niños, con sus miradas curiosas y expresiones cautivadoras, respondieron con entusiasmo a las preguntas de la bruja Mala Facha, sin importar el idioma. Fue un testimonio del poder universal del arte para tocar corazones y crear conexiones reales.

Poco después tuvimos el privilegio de asistir a “Clownchaco”, presentado por la Compañía Teatral Do-Re-MiMo, de Colombia. Este mágico y hilarante viaje al mundo del clown fue una explosión de comedia, picardía y momentos de risa desenfrenada. El payaso, con sus travesuras y travesuras, nos trasladó a un universo donde reina la alegría y la espontaneidad.

La interacción de los niños con este espectáculo fue aún más increíble. Invitados a participar en el escenario, se convirtieron en parte integral de la comedia, respondiendo a los gestos y travesuras con una risa contagiosa. Vi a padres e hijos reír juntos, compartir momentos de alegría y crear recuerdos que estoy seguro permanecerán en sus corazones por mucho tiempo.

Estas experiencias teatrales me recordaron la importancia del teatro en la vida de los niños y cómo puede trascender las barreras idiomáticas y culturales. El teatro no es sólo entretenimiento; es una herramienta mágica que abre las puertas de la imaginación, promueve la empatía y la comprensión y brinda momentos de pura alegría.

En este mundo tan ajetreado, a menudo olvidamos la importancia de nutrir la imaginación de los niños y permitirles explorar la magia que ofrece el teatro. Ayer, en FICATE, pude comprobar cómo el teatro puede ser una fuente inagotable de aprendizaje, alegría y conexión. Después de todo, como dice el lema de FICATE, “América está aquí”, y ayer, esta América se encontró en el escenario, en las risas de los niños y en la magia del teatro.

Que sigamos ofreciendo estas experiencias mágicas a las generaciones futuras y celebremos la riqueza cultural de América Latina a través de las artes teatrales.

More from Hieronimo Teodoro
Daniel Alves habla sobre la polémica arbitral en la liga española
El centrocampista paulista sugirió al Real Madrid aprovechar la liga española; Los...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *