Cannes destaca películas en las que la ira femenina se desata en forma de grito

Crédito de la foto: Anita Rocha da Silveira / Instagram

Medusa, la película de la brasileña Anita Rocha da Silveira presentada en la Quinzena dos Realizadores, espectáculo paralelo de Cannes, no es la única en la que la ira femenina se desata en forma de grito. Otros largometrajes presentados en el festival, todos dirigidos por mujeres, expresan así también años de encierro del verdadero yo, de represión de emociones, deseos y actitudes consideradas inapropiadas para las niñas sabias, de lucha por obtener su espacio. “Es como un rugido colectivo”, dijo a periodistas la costarricense sueca Nathalie Álvarez Mesen, directora de Clara Sola, también de la Quinzena de Directores. Expresar, por videoconferencia.

En su primer largometraje, regresó a su país de origen para hablar de Clara (Wendy Chinchilla Araya), una mujer jubilada de 40 años considerada una hacedora de milagros por la comunidad local, que tiene una excitación sexual y está protegida de las convenciones sociales. . Como en Medusa, la opresión patriarcal de Clara proviene de otras mujeres, en este caso su madre, asociadas con dogmas religiosos. “Queríamos aprovechar esta oportunidad para dar un rugido colectivo a todas las mujeres que no tienen la oportunidad de alzar la voz”, dijo Mesen. “Nuestro personaje está solo, pero como ahora está en el mundo, ya no está sola. Creo que es importante que dejemos salir este grito para empezar de nuevo y mejorar el camino de las próximas generaciones”.

La joven actriz Luàna Bajrami, de apenas 20 años, pone el rugido en el título de su primera película, El cerro donde rugen las leonas (el cerro donde rugen los leones), también en el cartel de la Quincena de los Realizadores. Bajrami nació en Kosovo y se crió en Francia, donde protagonizó producciones como Portrait of a Burning Girl de Céline Sciamma. En su película, regresa al pequeño pueblo de Pleshina, Kosovo, donde nació, poniendo a tres amigos en el centro de la historia: las adolescentes Qe (Flaka Latifi), Jeta (Uratë Shabani) y Li (Era Balaj) pasan sus días hablando, riendo y sin hacer nada mientras esperaban la respuesta de la universidad, su pasaporte fuera de este callejón sin salida. Los tres comienzan a cometer delitos, ya sea para recaudar el dinero necesario, o para fingir que pueden aunque sean niñas, o simplemente para combatir el aburrimiento. “Fue importante para mí mostrar esta perspectiva y también aclarar que están vinculados a las condiciones locales, pero que comparten las mismas insatisfacciones que muchos jóvenes franceses, por ejemplo”, dijo Bajrami. Expresar.

READ  Tras terminar, Leo Cidade sorprende alabando la foto de Larissa Manoela

En Libertad, presentada en la Semana da Crítica, la española Clara Roquet también realiza sus primeros largometrajes. Aquí, el grito se atora en la garganta en una historia dominada por mujeres de distintas generaciones y clases sociales, pero a merced de los hombres. La adolescente Nora (María Morera) está pasando unas vacaciones en la playa con su hermana menor y su madre, Teresa (Nora Navas), en la lujosa casa de su abuela, Ángela (Vicky Peña). Rosana (Carol Hurtado) es la inmigrante colombiana contratada para cuidar a Ángela, quien padece Alzheimer. La llegada de la hija de Rosana, Libertad (Nicolle García), quien llegó de Colombia a buscar a su madre después de diez años, trastocará el delicado equilibrio de estas relaciones.

Nora y Libertad son muy diferentes, pero siguen siendo amigas. “Quería preguntar si es posible romper las barreras de clase a través de la amistad, el amor, la conexión”, dijo Roquet en una entrevista con Estadão. Es imposible no ver Libertad sin pensar en la brasileña ¿Que Horas Ela Volta ?, de Anna Muylaert. Rosana es considerada una “familia”, pero pronto resulta que las cosas no son así. Roquet conoció la película brasileña cuando ya había escrito el guión, que se inspiró en su investigación con inmigrantes latinos para su cortometraje El Adiós (2015) y su propia historia familiar.

Las tres películas se proyectan en un año en el que la competición del Festival de Cine de Cannes ha contado, una vez más, un pequeño número de largometrajes dirigidos por mujeres: 4 de 24. En la exposición Um Certo Olhar, la situación es un poco mejor: 7 de 20 hechos por mujeres. Los paralelos estaban más equilibrados. En Quinzena dos Realizadores, de los 25 largometrajes presentados, 13 están dirigidos por mujeres o por al menos una mujer. En la Semana de la Crítica, 7 de los 13 largometrajes están dirigidos por al menos una mujer. “Veo avances, pero claro que queda un largo camino por recorrer”, apuntó Nathalie Álvarez Mesen. “He trabajado con muchas mujeres y, en general, elegí a mis colaboradoras sabiendo que tenían la misma visión de respetar esta historia feminista, de empoderamiento femenino”.

READ  Netflix anuncia que la temporada 4 de 'Elite' saldrá al aire en junio

La información proviene del periódico Estado de São Paulo.

More from Hieronimo Teodoro

Resident Evil confirma la serie de acción en vivo en Netflix; primeros detalles

Que una serie basada en residente demoníaco estaba seguro no era un...
Read More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *