Centroamérica espera la llegada de una nueva tormenta tropical bajo el agua | Sociedad

Residentes evacuan un área inundada por el huracán Eta en el municipio de Baracoa, departamento de Cortés, Honduras el 8 de noviembre de 2020.ORLANDO SIERRA / AFP

Centroamérica está viviendo estos días esperando los cielos debido al inicio de la Tormenta Lota, mientras el barro continúa moviéndose y tomando un recuento de daños. tras el paso de Eta. Este ciclón mató a 261 países en seis países de la región y al 20% de la población de Honduras sin nada que poner en la boca ni un techo para protegerse de la llegada de más agua, según Cruz Roja Internacional.

El rastro de destrucción ni siquiera termina. Para los cientos de miles de personas desplazadas, hay 58 muertos en Honduras, 44 muertos y 99 desaparecidos en Guatemala y al menos otros dos muertos en Nicaragua. Mientras la población espera que los ríos desciendan para completar el recuento de daños, los gobiernos del Triángulo Norte de Centroamérica han hecho un llamado desesperado por ayuda de la comunidad internacional. Los efectos también se han notado en El Salvador, Costa Rica y Panamá, donde se cuentan cientos de miles de personas desplazadas.

Eta golpeó con fuerza la costa caribeña de Centroamérica la semana pasada, llegando como un huracán de categoría 4. Más tarde fue degradado a tormenta tropical, Pero el fuerte viento y las cascadas durante varios días consecutivos provocaron inundaciones y deslizamientos de tierra. En Guatemala, hay pueblos que, directamente, fueron declarados “tierra santa” por la imposibilidad de lanzar un rescate con garantías. Otros municipios de los departamentos de Alta y Baja Verapaz o Izabal en Guatemala o Valle de Sula en Honduras han sido devastados y miles de personas han sido trasladadas a albergues.

READ  La NBA tiene problemas con el campamento 'Delete 8', incluidos los Knicks

Según informes iniciales en Honduras, 1,7 millones de personas, o el 20% de la población del país, han perdido todas sus posesiones. los Comisión permanente de contingencia (Copeco) Confirmó que 45.000 personas han sido alojadas en más de 400 albergues temporales habilitados por el gobierno de Juan Orlando Hernández, cuya gestión ha sido fuertemente criticada por la incapacidad para responder al fenómeno. En las zonas más afectadas se han activado “comandos ciudadanos” para llevar alimentos a las víctimas.

Aunque ha habido 58 muertes hasta la fecha, Copeco pronostica que seguirán apareciendo cuerpos, principalmente en el departamento de Cortés, en el norte de Honduras, otra de las zonas afectadas.

Inundaciones y covid-19

Según Santiago Luengo, coordinador de ayudas de Cruz Roja, las complicaciones habituales para acceder a la zona, una de las más pobres del continente, se ven agravadas por las dificultades de evacuación y los efectos del covid-19. En muchos casos se utilizan helicópteros, ya que los barcos no pueden llegar debido al barro y las piedras. Además, en los refugios, es difícil mantener medidas de distanciamiento social frente al virus. “El Valle de Sula es el área más afectada por el ciclón en Honduras, pero aquí las tasas de covid más altas en el país ya se registraron antes”, dijo Luengo desde San Pedro Sula.

“Este es un desastre a gran escala. El problema ahora es tratar de llevar agua y servicios de salud a una zona donde están comenzando a aparecer epidemias de dengue. Ahora nos estamos preparando para la llegada. una nueva tormenta, pero también una etapa posterior de reconstrucción en una zona donde se han perdido los principales cultivos de café y banano que alimentan a la población ”, dijo Luengo a EL PAÍS.

READ  Crisis de Rajasthan: Ashok Gehlot ajusta el plan de la Asamblea, Congreso dividido en el caso de la corte: 10 hechos

En Guatemala, hasta el momento hay 44 muertos y casi 100 desaparecidos. Los deslizamientos de tierra dejaron a decenas de personas bajo tierra y los esfuerzos de búsqueda y rescate fueron frustrantes. “Calculamos que entre muertos y desaparecidos, las cifras extraoficiales nos muestran más o menos 150 muertos”, dijo el presidente Alejandro Giammattei en rueda de prensa. La principal avalancha ocurrió en la aldea indígena de Quejá, en el municipio norteño de San Cristóbal Verapaz. Más de 100 casas fueron enterradas y unas 2.500 personas en esta región indígena maya perdieron sus pertenencias por deslizamientos de tierra.

los Coordinador Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) asegura que al menos 4.102 personas siguen amenazadas por las lluvias, ya que se encuentran en zonas propensas a más deslizamientos de tierra. Eta deja 343.038 personas afectadas directa e indirectamente en Guatemala, según datos oficiales. Conred calculó que hubo casi 17.000 hogares afectados, 108 tramos de carreteras dañados y nueve carreteras destruidas, así como 246 escuelas en dificultades. Las inundaciones causadas por Eta también arrasaron 16 puentes y causaron graves daños a otros 34. Giammattei dijo este lunes que el apoyo de quien dice es un “amigo de Guatemala” será vital en este momento. Sobre todo por las “más de 25.000 familias que lo han perdido todo”, advirtió el mandatario.

Por su parte, en Nicaragua, el Caribe aún no ha terminado de subir. Cualquiera que sea la razón para hacer esto, no es solo una cuestión de hecho. En la ciudad de Bilwi, la capital departamental, tres albergues están llenos y las víctimas desean regresar a sus hogares por falta de alimentos.

READ  El teniente gobernador de J&K, GC Murmu, renuncia, dicen fuentes

En Nicaragua, 71.000 personas fueron evacuadas, 47.000 necesitaban albergue, 47.690 se quedaron sin agua potable, 1.800 casas fueron destruidas, 24.600 se quedaron sin electricidad y 900 kilómetros de caminos fueron cortados, según la Cruz Roja. La organización de ayuda comparó lo sucedido con el huracán Mitch, que devastó la región en 1998, y señaló que se necesitan alrededor de $ 3 millones para tareas de emergencia.

los Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Banco Mundial y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) se ha comprometido a ayudar. En un comunicado conjunto emitido el martes, los bancos multilaterales dijeron que su compromiso se materializaría en un “plan de acción a corto, mediano y largo plazo” para financiar la ayuda humanitaria y las tareas de reconstrucción. “Vamos a brindar a los países afectados por el Eta todo el apoyo necesario para que puedan ayudar rápidamente a las familias afectadas, reparar los daños y, lo que es muy importante a mediano plazo, reconstruir mejor”, prometió el vicepresidente. del Banco Mundial. Latinoamérica, Carlos Felipe Jaramillo.

Written By
More from Arturo Galvez

Un astrónomo aficionado detecta un asteroide potencialmente peligroso pocos días antes de que sobrevuele la Tierra

Un astrónomo aficionado vio un asteroide potencialmente peligroso que se dirigía hacia...
Read More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *