El gobierno húngaro anuncia adhesión al acuerdo global sobre reforma fiscal

A Hungría es el último país de la Unión Europea que aún no ha respondido al llamado de esta reforma, negociada bajo el auspicio de la OCDE y destinada a combatir las estrategias que permiten a las grandes empresas eludir parcialmente la tributación.

Budapest, que ofrece un impuesto del 9% a las empresas comerciales, es uno de los estados que confía en el atractivo fiscal y rechaza un impuesto mínimo del 15%.

Sin embargo, Varga asegura que se ha logrado un “resultado importante” que “garantizará los intereses húngaros”.

“Hungría buscará cobrar el impuesto global utilizando una solución a medida”, dijo sin más detalles.

“De esta manera, nos adherimos plenamente al compromiso establecido”, agregó el ministro.

Se espera que la organización internacional anuncie hoy la futura tributación internacional.

En julio se llegó a un acuerdo sobre las líneas principales, y ahora será necesario decidir sobre los parámetros técnicos, lo que implicó duras negociaciones entre estados con estrategias tributarias nacionales muy diferentes.

En 140 países y territorios asociados a las negociaciones impulsadas por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), tres países no incluidos en el espacio europeo aún se muestran reticentes.

Aunque muchos líderes lo consideran histórico, el texto ha sido criticado por ONG y varios economistas por su falta de ambición y por las desigualdades que sigue promoviendo.

Según la organización no gubernamental Oxfam, con una tasa impositiva del 15%, los ingresos fiscales adicionales beneficiarán a dos tercios de los países ricos del G7 y la Unión Europea, mientras que los países pobres se recuperarán menos del 3%.

Lea también: Más de 130 países, incluido Portugal, acuerdan un impuesto global del 15%

Written By
More from Arturo Galvez
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *