El grupo de Luís Filipe Vieira pagó viajes de lujo durante la renegociación de la deuda

En el menú a bordo del jet Global 6000 de Bombardier, que partió de Lisboa hacia Río de Janeiro y de allí a Cabo Frío y Recife, había bacalao, pollo asado y bistec a la parrilla y, para endulzar la comida, brigadeiros, pudín, mousse de pasión. pastel de frutas y zanahoria. La delegación de una decena de personas incluía a Luís Filipe Vieira, su hijo Tiago (que dirigía la dirección de la empresa) y su socio Almerindo Duarte. El viaje, en octubre de 2014, le costaría a Imosteps más de 200.000 dólares. Un mes después, en noviembre de 2014, el grupo Promovalor, fundado por el presidente del Benfica, propuso a la dirección de Novo Banco reestructurar su deuda.

Luís Filipe Vieira destacó durante su audiencia en la Comisión de Encuesta de Novo Banco que no había utilizado los fondos del Banco Espírito Santo (BES) para comprar aviones y yates, a diferencia de otros grandes deudores. Pero el fundador de Promovalor no se perdió los viajes en jet privado, a veces pagados por Promovalor y otras por Imosteps, empresa que ha acumulado una deuda de 54,3 millones de euros con Novo Banco (NB), que vendió por menos del 10% de esa. equivalen a Davidson Kempner. Y que este fondo buitre vendió por 8 millones de euros a José António Santos, socio de Vieira en dos inmobiliarias en Portugal y primer accionista individual del Benfica SAD.

Written By
More from Arturo Galvez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *