El proyecto quiere reimaginar “el primer espacio” de la cultura caboverdiana en Lisboa

El proyecto de crowdfunding, titulado “Re: Imagining Banda Monte Cara – La semilla de la cultura africana en Portugal”, quiere revivir la banda residente de Monte Cara, un club que sirvió como punto de encuentro de la cultura caboverdiana en Lisboa, y con eso reimaginar el entorno vivido en las décadas de 1970 y 1980.

Este proyecto surgió del programador Alcides Nascimento, hijo de Bana, conocido como el “Rei da Morna” y responsable del club y restaurante Monte Cara, así como de la editorial homónima, donde nombres clave de la música caboverdiana, como Bulimundo, Leonel Almeida, Jacqueline Fortes, Paulino Vieira, Luís Morais, Dany Mariano, José Casimiro o Celina Pereira.

La idea del proyecto es traer de vuelta a la banda que animó las noches de Monte Cara, que operó entre 1976 y 1991 cerca de Largo do Rato, y con eso celebrar ese espacio, como punto de encuentro y “sobre todo incubadora de Artistas y músicos africanos ”, dijo a la agencia Lusa Alcides Nascimento.

“Monte Cara fue el primer espacio de la cultura caboverdiana en Portugal, que, además de ser un club, fue importante para la aparición de jóvenes músicos que popularizaron la música caboverdiana en el mundo, como Tito Paris, Paulino Vieira, Cesária Évora y el propio Bana ”, enfatizó.

La página de ‘crowdfunding’ (disponible en ppl.pt/montecara) pide unos 4.500 euros para reunir a la banda y grabar un EP con siete de los “temas emblemáticos” que tocó la banda, en un disco que contará con producción musical de Participación de Tito Paris y Toy Vieira en los teclados.

Esta iniciativa tiene como objetivo reunir a los músicos Leonel Almeida (voz), Zé António (guitarra), Toy Paris (batería) y Manuel Paris (bajo), quienes formaron parte de diferentes formaciones de la banda, reuniendo también “algunos músicos de la nueva generación ”, explicó.

READ  Jóvenes portugueses rumbo al espacio - O Jornal Económico

“La banda contó con varios músicos y cantantes, dependiendo de la partida de elementos para una carrera más amplia”, señaló Alcides Nascimento.

La banda que animaba las noches del club también asumió el rol de apoyar la grabación de otros artistas por parte de la editorial o acompañarlos en conciertos en vivo, un poco a la imagen (aunque en una escala mucho menor) del papel de los Funk Brothers en Motown, dijo a la agencia Lusa el cantante Leonel Almeida, que pasó por Monte Cara, banda que también acaba siendo una especie de segunda vida de Voz de Cabo Verde, grupo creado en la década de 1960 en Rotterdam.

La banda Voz de Cabo Verde y su historia, también asociada a un sello del mismo nombre, acaba mezclándose con la de Monte Cara, siendo muchas veces acreditada por la instrumentación de los discos editados por el sello fundado por Bana, en una segunda fase. .Existencia del grupo, ya sin algunos de los miembros fundadores que emigraron a países como Estados Unidos o Francia.

“Cuando llegamos de Cabo Verde en 1974 fue para continuar con la Voz de Cabo Verde. Era el grupo musical residente, que pertenecía al grupo Monte Cara. La idea de Bana era hacer de Monte Cara un laboratorio para descubrir grandes músicos llegados de Cabo Verde. Yo fui uno de los que vinieron ”, dice Leonel Almeida.

El vocalista era militar en Cabo Verde y tenía 21 años cuando fue descubierto en una velada por el músico Luís Morais, uno de los fundadores de Voz de Cabo Verde.

READ  El restaurante que permaneció abierto durante el encierro cerrará - Portugal

“Le gustó mi ‘actuación’, habló con Bana y con su consentimiento me enviaron un pasaje a Portugal para unirme al grupo y vine”, resume Leonel Almeida.

Ahora con 69 años, el músico recuerda con cariño a Monte Cara, “rodeado de grandes músicos – el maestro Luís Morais, el genio de Bebeth, Paulino Vieira, Armando Tito -”, un grupo “fabuloso”.

“Fue una experiencia de aprendizaje que nunca olvidaré y luego el rey de reyes, Bana. Bana siempre está al mando ”, recordó, señalando también a la hornada de músicos más jóvenes que aparecieron como Toy Vieira, Toy Paris, Manuel Paris o Tito Paris.

Para Leonel Almeida, Monte Cara sirvió como una especie de sede de los artistas, que estaban “siempre de gira” en países como Estados Unidos, Francia, Holanda, Angola, Cabo Verde, entre otros.

“Ensayamos todos los días, tanto si teníamos un espectáculo como si no. El ensayo era un deber y era una forma de que Bana siempre nos pusiera al tanto de las cosas, siempre tratando de hacerlo mejor ”, recuerda.

La oportunidad de reunir a la banda también será una forma de “matar la nostalgia”.

“Mucho ha cambiado, ahora todos somos cuotas, pero el alma está aquí. Cualquiera que vaya al espectáculo quedará satisfecho. Vamos a tocar la música que tocamos en los 70 y vamos a recordar a Bana, Luís Morais y Paulino Vieira, un homenaje a tres monstruos sagrados de nuestra música ”, recalcó.

Además de la recaudación de fondos, el grupo ya tiene su primera actuación en directo el jueves, en B.Leza, en Lisboa.

Written By
More from Arturo Galvez
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *