Es el país más pequeño del mundo (y probablemente sea su vecindario) – Executive Digest

Es el país más pequeño del mundo (y probablemente sea su vecindario) – Executive Digest

La Ciudad del Vaticano, un enclave ubicado en Roma, Italia, es reconocido como el país más pequeño del mundo. Con una superficie de sólo 0,44 kilómetros cuadrados, este estado eclesiástico independiente ha logrado mantener su autonomía y su carácter único a lo largo de los siglos. Quizás incluso más pequeño que su vecindario (que fácilmente podría albergar un Vaticano), es un ejemplo notable de una nación compacta e históricamente rica.

El pequeño tamaño de la Ciudad del Vaticano se debe a su historia única. Su nombre deriva de la Colina del Vaticano, un lugar geográfico dentro de la ciudad de Roma. La historia del Vaticano comienza en la antigua Roma, en la orilla occidental del Tíber, en una pequeña colina prácticamente deshabitada conocida como Ager Vaticanus. Esta zona se convirtió, con el tiempo, en el centro espiritual y administrativo de la Iglesia Católica.

La Ciudad del Vaticano es un estado teocrático electivo absoluto, donde el Papa, jefe de la Iglesia Católica y obispo de Roma, ejerce el poder legislativo, ejecutivo y judicial supremo. La Santa Sede, como se conoce al gobierno de la Iglesia Católica, está encabezada por el Papa como Obispo de Roma. De esta manera, la autoridad de la Santa Sede se extiende a los católicos de todo el mundo, influyendo en millones de vidas a través de sus decisiones y enseñanzas.

Internamente, la Ciudad del Vaticano es un estado urbano sin tierras reservadas para la agricultura o la explotación de otros recursos naturales. El ahorro de espacio es una característica clave, con un desarrollo urbano optimizado para ocupar alrededor de la mitad del territorio total, mientras que el resto se dedica a espacios abiertos, incluidos los magníficos Jardines Vaticanos.

READ  La selfie tomada cuando un rayo hirió a tres hermanos

A pesar de su pequeño tamaño, el Vaticano alberga importantes instituciones. El Palacio del Vaticano es la residencia del Papa dentro de las murallas de la ciudad. La Basílica de San Pedro, una imponente estructura construida en el siglo IV y reconstruida en el siglo XVI, es uno de los edificios más famosos del mundo. Otro punto de interés es la entrada a los Museos y Galerías Vaticanas, ubicada en el muro norte, que están abiertos al público y atraen a millones de visitantes cada año.

La Ciudad del Vaticano, aunque de tamaño pequeño, es un país rico en historia, cultura y religión. Su tamaño no disminuye su importancia como sede de la Iglesia Católica y residencia del Papa. La influencia del Vaticano se extiende por todo el mundo y afecta a millones de personas a través de sus doctrinas y decisiones.

Este pequeño estado es un poderoso símbolo de fe y espiritualidad, lo que demuestra que la grandeza de una nación no se mide sólo por su área territorial, sino también por la profundidad de su influencia cultural y religiosa.

Written By
More from Arturo Galvez
¿En casa lejos de los virus? Estas seis cosas nunca deben desinfectarse
A La pandemia ha traído consigo la necesidad de higienizar todo y...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *