ESCENARIOS | Brasil y la OCDE en el contexto de la atracción de inversión extranjera directa

A partir de hoy, DIÁRIO DO COMÉRCIO inaugura una serie de artículos semanales centrados en el ingreso de Brasil a la OCDE y el impacto en la atracción de inversión extranjera directa. Los autores invitados son Marcos Mandacaru, Asesor Especial de Vicegobernanza de Minas Gerais y Especialista en Atracción de Inversiones, y Juliano Alves Pinto, Subsecretario de Desarrollo Económico de MG y diplomático de carrera.

Orígenes de la OCDE

No hay duda de que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) es ahora reconocida como un catalizador de buenas prácticas que contribuyen a la adopción progresiva, a escala mundial, del libre comercio y la libre circulación de inversiones. No es de extrañar que el famoso teórico de las relaciones internacionales Joseph Nye señale que la OCDE es parte de una especie de tríada organismos internacionales que constituyen una gran estructura de gobernanza internacional orientada a la economía, en pie de igualdad con el FMI y la OMC.

Los orígenes de la OCDE se remontan al contexto posterior a la Segunda Guerra Mundial, una época de crucial importancia en la que el mundo tuvo que reorganizarse bajo la égida del multilateralismo, principalmente a través de la creación del sistema de las Naciones Unidas y la conformación del marco normativo internacional las cuestiones económicas más relevantes a nivel mundial.

En 1944, en la Conferencia de Bretton Woods, se crearon el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (Bird) – más tarde llamado Banco Mundial – y el Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (Gatt), transformados en 1994 en la Organización Mundial del Comercio (OMC), en el entendimiento de que para lograr la paz, la coordinación interestatal y los esfuerzos de ayuda mutua serían necesarios para que la economía mundial se reorganice como parte de la reconstrucción de los países más afectados por la guerra.

READ  Global Trade Item Number celebra 50 años de su creación

El contexto posterior a la Segunda Guerra Mundial, como sabemos, estuvo marcado por la división del mundo en dos bloques antagónicos: un capitalista, liderado por Estados Unidos y; otro, socialista, bajo el mando de la URSS. Años más tarde, los conceptos de Primer y Segundo Mundo derivan de esta bipolaridad, en la que el primero se refiere a países capitalistas considerados desarrollados y el segundo a países socialistas típicos. Esta división en mundos se reforzó notablemente a principios de la década de 1960, en la que un tercer grupo de países, llamado Tercer Mundo, estaba formado por los países más pobres, en su mayoría antiguas colonias independientes, que ahora podían gravitar alrededor del mundo. Bloque capitalista, ahora alrededor del bloque socialista, según conveniencia geopolítica.

En ce sens, l’OCDE s’est placée comme le successeur d’une autre institution, l’Organisation européenne de coopération économique, fondée en 1948, en vue de gérer la politique de financement de la reconstruction de l’Europe après la Seconde Guerra Mundial. Al implementar el Plan Marshall, Estados Unidos invirtió fuertemente en obras públicas para que Europa Occidental, debilitada por pérdidas humanas y económicas, pudiera reconstruirse sin sucumbir a la influencia de la URSS, geográficamente más cerca y en pleno auge económico y político. .

En 1961, la OCDE se convirtió en una organización no necesariamente europea, pero occidental, principalmente ante la ya visible recuperación económica de los países europeos y la necesaria retirada parcial norteamericana del Plan Marshall, dadas las presiones monetarias, cuyos resultados se verán más claramente a principios de los años setenta, con la ruptura del dólar – patrón oro en 1971 y la primera crisis del petróleo en 1973.

READ  BOLA - El SL Benfica es el único club portugués cuya plantilla se ha devaluado en los dos últimos meses. Conoce al top 10 del mundo (deportes)

La OCDE empezó a exigir una colaboración bidireccional entre Estados miembros, todos suficientemente industrializados y, en el caso de los países de Europa occidental, desde 1957, ya organizados bajo la égida de un tratado de libre comercio que constituiría uno de los más exitosos. modelos de integración económica unas décadas más tarde: la Unión Europea.

Durante muchos años, hasta 1994, la OCDE representó una especie de club restringido a las naciones más ricas, reuniendo a Estados Unidos, Japón, Corea del Sur, Israel, la mayoría de los países de la Unión. Unión Europea y no miembros Islandia, Noruega y Suiza. A partir de 1994 se admitieron los emergentes Turquía, Chile, Colombia y México, cuya adhesión se produjo en el marco de la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). La entrada de México, criticada por muchos, posibilitó la posterior entrada de otros países latinoamericanos: Chile (2010) y Colombia (2020), dos países notoriamente alineados con los dictados de la política exterior estadounidense.

Por este motivo y otros que se comentarán a continuación, se ha pospuesto por varios años una posible entrada de Brasil en la organización, como parte de una lectura estratégica considerada acertada en su tiempo, pero que ha perdido su sentido frente a la nueva realidad. desafíos impuestos por la agenda internacional del siglo XXI.

Written By
More from Arturo Galvez

Presidente arrojado a Evo Morales en reunión en Bolivia

Morales acusó a un grupo de “infiltrados” de los excesos. LA PAZ....
Read More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *