Estados Unidos prepara nuevas sensaciones para Cuba. “Es sólo el comienzo”

Ernesto Mastrascusa / EPA

Las sanciones de Estados Unidos contra Cuba tienen como objetivo castigar a “los responsables de la opresión de la población cubana”. El canciller cubano, en reacción, habla de medidas “infundadas y difamatorias” e insta a Estados Unidos a sancionarse por “actos cotidianos de represión y brutalidad policial que se cobraron la vida de 1.021 vidas en 2020”.

La administración Biden anunció ayer la aplicación de nuevas sanciones contra el régimen cubano, que tienen como blanco al Departamento de Defensa y una unidad de fuerzas especiales del Departamento del Interior porque, según las autoridades estadounidenses, están directamente involucrados en violaciones de derechos humanos durante el protestas recientes contra el régimen.

En un comunicado, Joe Biden dice que las sanciones son “solo el principio“De un esfuerzo por sancionar” a los responsables de opresión de la población cubana”. Esta postura llega en un momento en que la administración demócrata ya estaba bajo presión de activistas, miembros del Congreso y cubanoamericanos.

Como era de esperar, desde que asumió el cargo, Joe Biden ha apostado por políticas que revocar decisiones tomadas por Donald Trump durante los últimos cuatro años, como las restricciones comerciales y de viaje y otros enfoques, lo contrario de lo que se hizo con Obama.

Durante su visita a la Casa Blanca, el 44 ° presidente de EE. UU. restablecido relaciones diplomáticas con La Habana, en 2015, y fue el primer jefe de estado de EE. UU. en visitar la isla (en 2016) desde que Calvin Coolidge la visitó en 1959.

Sin embargo, los desarrollos políticos y sociales más recientes del territorio han obligado a Biden a apostar por un enfoque diferente, ya que representa la inviabilidad de cualquier política que pueda interpretarse como un cediendo al gobierno de Miguel Díaz-Canel.

En reacción a las sanciones anunciadas en Washington, Bruno Rodríguez, ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, las calificó como “infundado y calumnioso”. Según el funcionario, Estados Unidos debería sancionarse por “actos diarios de represión y brutalidad policial que se cobraron la vida de 1.021 personas en 2020”.

Las medidas fueron tomadas como parte del Ley Global Magnisky, aprobada por el Congreso en 2012 con el objetivo de enjuiciar a “los autores de graves violaciones a los derechos humanos y corrupción en el mundo”, recuerda el El Washington Post.

Cuando comenzaron las protestas, las agencias gubernamentales estadounidenses emitieron varias declaraciones. En el caso del Departamento de Estado, Antoine Blink declaró que “desde el 11 de julio, decenas de miles de cubanos (…) salieron a las calles a exigir pacíficamente el respeto de sus libertades fundamentales. y un futuro mejor ”.

La respuesta que encontraron, según Blinken, fue “una violenta represión de las protestas, con la detención de miles de personas simplemente porque ejercen el derecho humano a la libertad y reunión pacífica ”.

La cuestión cubana es particularmente querida por Joe Biden, quien en noviembre de 2020 no obtuvo los votos de la población cubanoamericana en las elecciones presidenciales, dado que sorprendió a los analistas políticos.

Ahora, los miembros demócratas del Congreso que enfrentan una revisión electoral en 2022 están presionando a Biden para que actúe con más vehemencia para defender al pueblo cubano para mejorar su posibilidades de reelección en una elección que promete ser crítica para el futuro a largo plazo de la presidencia de Biden y el propio Partido Demócrata.

BRAZO, ZAP //

READ  ¡Corre a la nevera! Usar envases de yogur de plástico para almacenar alimentos es malo para la salud
Written By
More from Arturo Galvez
Lanzamiento del tercer vuelo tripulado de SpaceX | Espacio
El tercer vuelo tripulado de la empresa SpaceX ya ha sido lanzado...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *