“Hay madres que solo han encontrado partes de sus hijos”

El cónsul griego informa del horror de las familias que llegaron de Mariupol a Odessa.

La presencia griega en Odessa es antigua. Para recordarlo, basta con mirar el ánfora de más de dos mil años que Dimitris Dohtsis exhibe en su estudio. “Se encontró durante unas excavaciones de las calles vecinas”, explica el cónsul general de Grecia a la Palmira ucraniana.

Quizá por ello, la diplomacia de Atenas fue la primera en volver a tener una representación en la ciudad. «Fue una pequeña interrupción de tres semanas», dice el cónsul. La reapertura de las puertas del consulado tuvo lugar el pasado domingo. La ceremonia estuvo presidida por el ministro de Relaciones Exteriores de Grecia, Nikos Dendias. Ese día, de madrugada, llegaron cohetes rusos a la ciudad. Pero el soberano de Atenas no pensó ni un momento en cancelar la visita.

Nikos Dendias aprovechó la visita para manifestar su deseo de encabezar un convoy de ayuda humanitaria dentro de Mariupol (la ciudad de María, en griego), ciudad fundada por griegos de… Crimea y que ahora reclama Putin. Por el momento no es posible, pero el representante de Atenas insiste en que en cuanto haya condiciones de seguridad, el deseo será concedido.

Dimitris Dohtsis pasa buena parte del día coordinando la distribución de ayuda humanitaria desde Atenas. Admite que no esperaba encontrarse en estos oficios cuando fue designado para este cargo hace poco más de un año. “Es algo que ya no esperaba ver en pleno siglo XXI y en un país europeo”, resume.

READ  Agente acusado de matar a George Floyd se niega a testificar en la corte

Las misiones en Kosovo y Bagdad le permitieron familiarizarse con el nuevo marco. «Nos volvemos muy organizados y muy prácticos. Nos enfocamos en la esencia de las cosas, cómo pueden funcionar, en lugar de las tareas aburridas que la gente suele asociar con la diplomacia».

eliminar los griegos

La expulsión de ciudadanos de origen griego del país es otra de las preocupaciones del cónsul. Hasta el momento, 2.000 titulares de pasaportes griegos han salido de Ucrania. Pero todavía hay muchos. Dimitris admite que no sabe cuántos hay, pero los datos de 2001 indican que cerca de 100.000 personas de ascendencia griega viven en el país. Además, en varios pueblos de la región todavía se habla rumeika, un dialecto de origen griego antiguo. Precisamente de la ciudad sitiada por el ejército ruso lograron escapar dos familias que el día anterior habían llegado al consulado. “Estaban derritiendo la nieve para sacar agua, estaban cocinando en la calle con balas y morteros pasando por encima de sus cabezas. Hay personas que murieron y durante diez días no pudieron tener entierros religiosos, ni siquiera ser enterrados. Madres quienes encontraron solo partes de las extremidades de los niños después de un ataque con cohetes. Las historias que compartieron romperán el corazón de cualquiera, pero en ellos, creo que dejarán cicatrices psicológicas”.

El diplomático asegura que no tiene mucha información sobre lo que sucede dentro de la ciudad defendida por el batallón Azov. Pero vemos «que, desde el punto de vista humanitario, esta es una situación sin precedentes».

Dimitris Dohtsis no cree que Odessa correrá la misma suerte que Mariupol. «No tengo una bola de cristal, pero no creo que vaya a suceder. Veo gente con la moral muy alta, veo tropas ucranianas muy motivadas».

READ  Pájaros de contrabando por valor de más de 14 rupias lakh interceptados en Bengala

Written By
More from Arturo Galvez
Mosquito ‘agresivo’ aparece en EE.UU. después de 75 años: ‘ataca ferozmente’ | Ciencias
Wikimedia La especie no se había documentado durante 75 años. Después de...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.