Hombre acusado de llevar a 14 personas a España y esclavizarlas niega cargos – Observer

Un hombre acusado de llevar a 14 personas a fincas en España y esclavizarlas comenzó este miércoles su juicio en Oporto, tras negar todos los cargos y defender que «todo se hizo con respeto“.

Según el escrito de acusación, el imputado, que afirmó no saber leer ni escribir, está acusado de haber llevado, entre 2011 y 2016, a España (a La Rioja y León), para trabajar en fincas, a al menos 14 personas que fueron alojados en almacenes, en un corral o en una pocilga, después de ser alimentados”nutricionalmente pobre“.

Los trabajadores también fueron obligados a trabajar más de 13 horas al día y fueron golpeados cuando intentaban huir.

La esposa de la pareja y uno de los hijos también están acusados ​​de los mismos delitos, 19 delitos de esclavitud, pero el tribunal «no les informo“, por lo tanto, no serán juzgados al mismo tiempo que este acusado, dijo una fuente judicial a Lusa.

PUB • CONTINÚA LEYENDO A CONTINUACIÓN

La acusación también dice que los trabajadores fueron gravados».grandes restricciones de tráficoy que «no se les permitía entrar y salir del alojamiento cuando quisieran, ni siquiera regresar a Portugal si así lo deseaban».

Ante estas acusaciones, el acusado negó: “Es completamente mentira. El acuerdo era recibir 30 euros por día, más comida, que era de buena calidad. Trabajaban un máximo de ocho horas diarias y les daba tres cervezas en la mañana y tres más en la tarde, más vino para el almuerzo y la cena”, dijo.

El acusado explicó que «en cuanto llegaron a España, acudieron a la policía para obtener los papeles necesarios para trabajar» y que «todo se hizo de acuerdo con la ley».

READ  Yamacita marca la primera victoria brasileña en México

Respecto a la limitación de circulación impuesta a los trabajadores, el hombre aseguró que estos “podían ir a donde quisieran e incluso iban al café todos los días por un bagazo o dos“, con dinero que donaste.

Preguntado por la comida, que según la acusación consistía en «arroz, pasta y patatas hervidas, con huesos de pollo y rabos o aletas de bacalao», el imputado dijo que «nunca les había dado aletas de bacalao» y que había comprado «latas de carne y pescado», alimentos a los que los trabajadores «tenían fácil acceso».

A la acusación de haber elegido a personas frágiles “por su situación personal, debilidad intelectual, dependencia, falta de apoyo familiar o necesidad económica”, para someterlas al trabajo esclavo, el imputado respondió que era mentira.

«No, eso es totalmente mentira. no se notó nada“, dijo, reconociendo sin embargo que algunos de los nombrados como víctimas “disfrutaron de una bebida y se emborracharon”.

El acusado también negó haber debido dinero a los trabajadores y explicó que “siempre pagaba al final de la campaña. [vindimas ou poda] et qu’il en a eu pour son argent », pour des bières et du tabac, et a reconnu qu’il facturait cinq euros pour des paquets de tabac, qui coûtaient 4,95 euros, « pour arrondir et non pour gagner de l ‘dinero «.

Ante las acusaciones de haber agredido a las víctimas para evitar que huyeran, el hombre volvió a negar, garantizando que «nunca, nunca» había hecho «tal cosa».

La sesión continuó por la tarde con el inicio de la audiencia de testigos.

More from Ambrosio Badillo
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.