‘Hoy no estamos trabajando’: Cuando México paró a ver jugar a Pelé