Instituto de Educación Carmela Dutra es ganador del 2do Hackathon Meninas Normalistas en el Museo Ciencia y Vida

Instituto de Educación Carmela Dutra es ganador del 2do Hackathon Meninas Normalistas en el Museo Ciencia y Vida

La segunda edición del Hackathon Meninas Normalistas, que tuvo lugar los días 25 y 26 de abril, en el Museo Ciencia y Vida, reunió a estudiantes de secundaria de escuelas normales ubicadas en la capital y región metropolitana del estado de Río de Janeiro. Luego de mucho trabajo, con talleres, conferencias y la parte práctica, los ganadores fueron los estudiantes del Instituto de Educación Carmela Dutra que combinaron un avión de papel con el robot Alfredo para enseñar unidades de medida. La evaluación consistió en el plan de lección preparado, el discurso, la presentación y el video producido.

“Vimos tantos proyectos increíbles, todos con excelentes acabados, y no esperábamos ganar el primer lugar. Hicimos amigos, grabamos la presentación de nuestros compañeros del mismo colegio y, cuando dijeron nuestros nombres, pensamos '¿lo dijeron bien?'. Vinimos al maratón en busca de conocimiento, ya que participamos en un club de ciencias escolar y queríamos ampliar el papel de los estudiantes normales en el aula”, dijo Ana Paula Affonso, después de recibir el premio, junto a sus compañeras Maiara Lopes, Rafaela Ribeiro y Aryane Freire.

El segundo y tercer lugar fueron para los alumnos del CIEP 341 – Sebastião Pereira Portes, de Queimados, de los grupos Márcia Barbosa y Hedy Lamarr, respectivamente. La maratón Hackathon Meninas Normalistas es realizada por el Museo Ciencia y Vida, de la Fundación Cecierj, vinculada a la Secretaría de Estado de Ciencia, Tecnología e Innovación, y forma parte de un proyecto que incentiva a las niñas a interesarse por carreras de ciencias exactas. El evento se realiza en el marco del proyecto “Meninas nas Exatas da Baixada Fluminense”, una alianza entre el Museo Ciencia y Vida y la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ), campus Duque de Caxias.

“El trabajo que realiza el Museo Ciencia y Vida es de relevancia social, porque combina la formación docente y el desafío científico con la posibilidad de aprender de manera lúdica. Y estar aquí es el reconocimiento de mi ascendencia, ya que nací en Duque de Caxias, y tiene valor para que la gente incluso piense en el futuro, lo cual es imposible sin reconocer las raíces que fueron plantadas en el pasado. No hay linealidad para hacer ciencia, estamos constantemente revisando nuestras formas de pensar el mundo, de interconectarnos con las personas y de no desconocer ningún tipo de conocimiento”, destacó el presidente de la Fundación Cecierj, Lincoln Tavares, quien participó en la inauguración junto la vicepresidenta científica, Régia Beatriz.

la programacion

Divididas en ocho equipos, las niñas participaron en talleres sobre conceptos científicos aplicables a la educación infantil y en robótica, con la científica Aline Martins, que trabaja en el Museo Ciencia y Vida, y visitas a exposiciones y una sesión de planetario. Durante la maratón, los estudiantes debieron pensar, discutir y proponer soluciones tecnológicas para la enseñanza de las ciencias en educación infantil y primaria I. El equipo de Divulgación Científica colaboró ​​en el apoyo técnico, orientando y auxiliando en la elaboración de presentaciones, en el uso del diseño herramientas y desarrollo de proyectos.

“El Hackathon Meninas Normalistas es un evento tecnológico adaptado a nuestro contexto de divulgación científica, en este caso dirigido específicamente a normalistas. Y hay otro aspecto muy importante, que es contribuir al desarrollo de la práctica cultural y la visita a museos, ya sean de arte, de historia o de ciencia. Desarrollar este hábito cultural amplía nuestro repertorio”, destacó Mônica Dahmouche, coordinadora del maratón.

READ  Gobierno envía Marco Legal para la Ciencia en Goiás a la Asamblea

El propio Hackathon hizo posible el primer viaje al museo para Carina Santos, 17 años, estudiante del CIEP 341 – Sebastião Pereira Portes. “Me acerqué a través de amigos que participaron en la primera edición y estoy muy feliz, porque es la primera vez que voy a un museo. Ha sido una experiencia muy nueva y gratificante”, dijo Carina con una sonrisa en su rostro.

Written By
More from Arturo Galvez
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *