La economía portuguesa es la que más cae en la UE

Con el país confinado, es natural que la economía portuguesa sufra. Según los últimos datos publicados por el Banco de Portugal (BoP), la actividad económica volvió a caer en la primera semana de marzo, una caída aún mayor que la semana anterior. A pesar del alivio de las primeras semanas de febrero, esta tendencia se revirtió a fines de este mes y el deterioro continuó a principios de marzo. Según los mismos datos, la contracción de la economía en los tres primeros meses del año se acerca más a la del cuarto trimestre del año pasado que a la del segundo trimestre, período del primer bloqueo.

El indicador del banco central tiene en cuenta información diversa, como el tráfico rodado de vehículos pesados ​​en las carreteras, el consumo de electricidad y gas natural, el flete y correo desembarcado en los aeropuertos nacionales y las compras realizadas con él. Tarjetas en Portugal por residentes y no residentes . Según el regulador, el uso de este tipo de datos de alta frecuencia “se ha intensificado tras la crisis desencadenada por la pandemia”. Dado el “breve plazo” de su publicación en comparación con el período de referencia, permiten “identificar oportunamente cambios bruscos en la actividad económica”.

Y las perspectivas no son alentadoras. La estimación de la Comisión Europea apunta a una contracción en cadena del producto interior bruto (PIB) de Portugal del 2,1% en el primer trimestre de este año, que se materializará como la mayor caída entre los 27 estados miembros. El Foro de Competitividad indica una caída de canal de hasta un 6%.

¿Qué pasa con Europa?
Solo esta semana, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) mejoró la previsión de crecimiento económico para la zona del euro en 0,3 puntos porcentuales, lo que ahora indica un aumento del 3,9% en el PIB este año. Esta cifra representa una mejora con respecto a las estimaciones de diciembre. A pesar del crecimiento económico, las previsiones para Francia e Italia han empeorado en comparación con el final del año pasado, con un descenso del 0,1 y el 0,2% en comparación con diciembre. Se espera que Francia crezca un 5,9%, mientras que Italia se espera que se sitúe en torno al 4,1%.

READ  China predice al menos un 6% de crecimiento en 2021, dice el primer ministro

Para 2022, la OCDE también ha mejorado su perspectiva de crecimiento del PIB, apuntando a un 3,8% en la zona del euro, un aumento del 0,5% con respecto a la estimación de diciembre y también predice que el crecimiento económico mundial alcanzará el 5,6% en 2021 (+ 1,4%). y 4,0% en 2022 (+ 0,3%).

Se espera que el G20 (grupo de las economías más desarrolladas del mundo) crezca un 6,2% en 2021 (+ 1,5% respecto a las previsiones de diciembre) y un 4,1% en 2022 (+ 0,4%), mientras que Estados Unidos se espera que crezca un 6,5% en 2021 y un 4,0% en 2022, el Reino Unido un 5,1% y un 4,7%, respectivamente, y Japón un 2,7% y un 1,8% en los dos años mencionados.

Según la OCDE, “el panorama económico mundial ha mejorado notablemente en los últimos meses, ayudado por la distribución gradual de vacunas eficaces, anuncios de apoyo presupuestario adicional en algunos países y señales de que las economías están manejando mejor la represión del virus”.

Sin embargo, la organización que lidera Ángel Gurría asegura que “cada vez hay más señales de divergencia entre países y sectores”, con la coacción “que bloquea el crecimiento en algunos países y en el sector servicios a corto plazo, mientras que otros se beneficiarán. políticas de salud, entrega más rápida de vacunas y fuerte apoyo político. “

Written By
More from Arturo Galvez

El mundo respondió tarde a una emergencia internacional debido a Covid

Él mundo no se tomó en serio la declaración de emergencia internacional...
Read More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *