La población mundial debe ayudar a los países sin vacunas a evitar nuevas variantes

Se han comenzado a publicar los primeros datos sobre personas infectadas con la variante Ômicron. Aunque todavía son preliminares, indican una tendencia: la infección puede escapar a la vacuna, pero tiende a ser leve con la vacunación.

En entrevista con Uirapuru, el doctor Dr. Júlio Stobbe dijo que cuando se diagnostican nuevas variantes del coronavirus en otros países es porque ya hay innumerables casos. Por ello, Stobbe explica que es muy difícil prevenir la propagación de las variantes, pero el gran activo que tiene la población mundial hoy en día son las vacunas.

Según el médico, la gran preocupación a nivel mundial era precisamente que quienes no estaban vacunados en países con bajas tasas de vacunación pudieran perjudicar al resto del mundo. A medida que el virus avanza y pasa por diferentes organismos, sufre posibles mutaciones, lo que preocupa a la comunidad científica mundial.

Según Stobbe, Ômicron aparentemente no es más grave que Delta, pero es aproximadamente cuatro veces más contagioso, y las personas vacunadas tienen casos más leves. Para evitar que la variante se propague aún más, advierte que la única salida es la vacunación masiva. Stobbe también insistió en que el uso de la máscara debe continuar, ya que Ômicron tiene el mismo modo de transmisión que las otras variantes. También aclaró que el pasaporte de vacunación es fundamental para evitar una mayor contaminación, lo cual es mucho más difícil en ambientes con personas inmunes.

El Dr. Júlio Stobbe recordó que las vacunas protegen a la población de casos severos, pero no evitan al 100% contraer la enfermedad. Como pocos están vacunados, la tasa de transmisibilidad aumenta e implica el riesgo de desarrollo de diferentes variantes, incluida la posibilidad de que algunas de ellas sean más resistentes a la vacuna. Por lo tanto, como población mundial, Stobbe enfatiza la necesidad de ayudar a los países con dosis bajas, lo que beneficia no solo a esos países, sino a la economía mundial.

READ  “O sistema financeiro global é uma imoralidade”, denuncia Guterres

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.