La Torre Eiffel en crisis necesita decenas de millones de euros

La Torre Eiffel en Francia necesitará una inyección de capital de «varias decenas de millones de euros» para salir de la crisis provocada por la pandemia del covid-19, dijo el sábado la empresa de exploración del monumento.

En declaraciones al diario «Le Fígaro», el presidente de la Compañía de Exploración de la Torre Eiffel (SETE), Jean-François Martins, señaló que el patrimonio de la empresa se limita a 30 millones de euros y «no alcanza» para cubrir los gastos previstos con una muy bajo nivel de actividad y tras largos periodos de cierre.

En este sentido, el titular de la SEPE -quien lamentó que «el monumento que encarna a Francia en el mundo no se haya beneficiado de ayudas estatales específicas» (pese a un préstamo estatal de 25 millones de euros) – reveló que ya había iniciado negociaciones con sus dos accionistas, el municipio de París (que ostenta el 99% del capital) y la Autoridad Metropolitana (1%), para proceder con la ampliación de capital.

Además de cubrir los costes operativos, la inyección económica también tiene como objetivo permitir la renovación del ascensor del pilar norte, con un coste estimado de 50 millones de euros, además de una campaña de pintura prevista para el otoño que debería costar otros 50. millones de euros.

El icónico monumento parisino reabrirá sus puertas al público el 16 de julio, ocho meses y medio después de su cierre debido a las restricciones promulgadas en Francia para contener la propagación del virus SARS-CoV-2.

READ  Los Países Bajos son los primeros en la UE en volver a la contención - Salud

Sin embargo, habrá un mantenimiento parcial de las restricciones, con la imposición de una distancia de un metro entre visitantes, lo que limitará la capacidad de los ascensores en los pilares este y oeste a la mitad: 25 personas por trayecto.

La reducción de la ocupación, sumada a la caída de los turistas, hace que el número de clientes no supere los 10.000 por día, frente a los 25.000 de media registrados anteriormente.

En 2020, la compañía vio su facturación reducida a 25 millones de euros, frente a los alrededor de 100 millones de euros en 2019, lo que se tradujo en una pérdida operativa de 50 millones de euros. Para 2021, se esperan «30 millones de facturación y una pérdida adicional de 70 millones».

Written By
More from Arturo Galvez
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *