Los juegos infantiles salen caros a los padres: las familias tendrán que pagar medio millón de euros por los destrozos de chalés

Los juegos infantiles salen caros a los padres: las familias tendrán que pagar medio millón de euros por los destrozos de chalés

El chalet de un notario de Zaragoza, una estructura de madera con espectaculares vistas ubicada en Castiello de Jaca, España, estaba vacío. Una tentación para cuatro menores, de entre 14 y 17 años, que entraron a divertirse. Hablaron, fumaron, abrieron botellas de vino y, jugando con gasolina, prendieron fuego a la casa -sucedió el 17 de abril de 2022. Ahora los padres deben pagar una indemnización de más de medio millón de euros al propietario, dice el el país.

Los jóvenes -uno de los vecinos y los otros tres de veraneo en el pueblo- «entraron por la puerta trasera de cristal, que estaba rota y se podía abrir desde fuera». “Y una vez dentro, decidieron ir al sótano. Uno de ellos rompió con una piedra el cristal de la ventana, por donde entraron los cuatro y donde se quedaron charlando, fumando y abriendo las botellas de vino que allí había. Así comienza la sentencia del tribunal al relatar los hechos de ese día, informa el diario español.

El incendio se inició cuando «los mineros sacaron una botella de gasolina del sótano a la casa y, una vez allí, uno de ellos llenó al menos un vaso y lo encendió en presencia de los otros tres». La llama prendió, y cuando intentaron apagarla con agua, se propagó. Incluso arrojaron “un edredón sobre la mesa de madera ardiendo, que se encargó de avivar el fuego, que se salió de control”. “Los cuatro huyeron sin alertar ni avisar a nadie más”. Estos hechos los hicieron culpables del agravio de daños y perjuicios por negligencia grave.

El ruido provocado por el crepitar de las llamas y el olor alertó a los vecinos de la notaría, que llamaron al 112, cuenta un bombero de Sabiñánigo, que formaba parte de la brigada de vigilancia el día del incendio.

READ  Estados Unidos supera los 7 millones de casos de coronavirus

El fuego ya había atravesado el techo y las llamas eran visibles desde la carretera, lo que significaba que «ya se había quemado todo adentro». Se necesitaron 14 horas para apagar las últimas brasas y el chalet quedó reducido a escombros.

Los jóvenes grabaron vídeos para TikTok, confirmó la Guardia Civil de Jaca, que accedió al contenido de sus teléfonos móviles. Las grabaciones y otros detalles, como testimonios de vecinos, resultaron fundamentales para desentrañar a los responsables de la destrucción de la casa.

Se comprobó que el perpetrador, entonces de 14 años, no tenía no encontró ningún tipo de resistencia por algunos de los restantes integrantes del grupo, que «no hicieron nada para detenerlo», precisa el juez a cargo del caso.

A sentencia fijó una indemnización de 557.563 euros: 533.775 euros por el coste de la reconstrucción, incluyendo derribo y limpieza de la vivienda, y otros 23.788 euros por el coste del contenido del chalet, que estaba totalmente amueblado. Esta cantidad debe ser abonada por los padres de los menores, que ya han recurrido la sentencia.

Condenados por allanamiento de morada y daños por culpa grave, dos de los menores fueron condenados a 12 meses de libertad condicional, el tercero a seis meses de tareas socioeducativas y el cuarto a asistir a un centro de día durante 12 meses.

Written By
More from Arturo Galvez
Holanda vota por la continuidad, pero la extrema derecha nunca ha tenido tantos votos | Países Bajos
Los holandeses volvieron a dar una victoria al Partido por la Libertad...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *