Lula reafirma espacio para mujeres y comunidades tradicionales

São Paulo – El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (PT) reafirmó hoy (3) su compromiso de recrear el Ministerio de la Mujer, crear una carpeta sobre asuntos indígenas y pesca, actualmente en el Ministerio de Agricultura, y retomar las políticas dirigidas a la alimentación seguridad que beneficien a pequeños productores, extractivistas y pescadores artesanales. Es el caso del Programa de Adquisición de Alimentos (PAA), extinguido por el gobierno de Jair Bolsonaro (PL) en medio del regreso de Brasil al Mapa del Hambre.

Lula en São Luís: ‘La independencia será el 2 de octubre’

“Vamos a recrear el Ministerio de la Mujer, crear un ministerio para cuidar a los pueblos originarios, para cuidar la pesca. No tiene sentido que el Ministerio de Agricultura se ocupe de la pesca. También vamos a retomar las conferencias nacionales y fortalecer la participación popular, la democracia”, dijo Lula.

El candidato a la Presidencia de la República respondió así a las demandas de los líderes de las quebradoras de coco de babasú, con quienes se reunió este sábado por la mañana en la Casa Palmeira de Babaçu Dada e Dijé, sede de la Movimiento Interestatal de Rompedores de Coco Babassu (MIQCB)en el centro histórico de São Luís.

Mujeres de Maranhão, Pará, Piauí y Tocantins, que empezaron a recolectar y romper cocos a los cinco años, explicaron a Lula los avances que habían hecho desde su gobierno. Entre ellos, la promoción de la formación de cooperativas y la apertura de mini-fábricas para el procesamiento de almendras, la producción de aceite de oliva, jabón, jabones y otros. Hablaron de la mejora de las condiciones de vida, incluyendo el ingreso de sus hijos a la universidad. Y la vuelta a la situación de hambruna durante el actual gobierno.

READ  Brasília Brew Fest tiene espectáculos, espacio gastronómico y 'Corrida da Cerveja' en el Parque da Cidade | Qué hacer en el Distrito Federal

Lula aprovechó para exigir más respeto a las mujeres

Además de recrear el Ministerio de la Mujer, los rompedores quieren medidas para contener la persecución y criminalización de los hacendados, que impiden el ingreso de extractivistas. Y leyes que exigen un mínimo de 60 palmas babasú por hectárea de pasto y monocultivo de soja que avanzan en la región. Otro aspecto ambiental involucrado en los reclamos, directamente relacionado con el trabajo de las quebradoras, es la prohibición de las fumigaciones aéreas con pesticidas, que contaminan los cocoteros y todo el campo de los agricultores.

Durante el encuentro, Lula y Janja hicieron varias preguntas sobre el trabajo para comprender más sobre las dificultades que enfrentan las mujeres en la vida cotidiana de un trabajo peligroso, que implica el uso de herramientas de corte. Y que en el mejor de los casos, por ser ejecutado en el suelo, provoca dolor en varias partes del cuerpo.

“Nuestro gobierno no quiere quitarle nada a nadie. Pero queremos que todos tengan el mínimo que es correcto. Ninguna mujer tiene que ser una galleta de coco toda su vida. El que tenga la oportunidad de hacer otras cosas y vamos a incentivar las cooperativas”, dijo el expresidente.

En nombre de los cocoteros, Lula aprovechó para valorar a todas las mujeres mientras tiraba de orejas a los hombres, incluidos los “progresistas de barra”, que no comparten las tareas del hogar.

No hay cifras actualizadas sobre las quebradoras de coco. Los datos de 2010 señalaron más de 300 mil distribuidos por Maranhão, Para, Piauí y Tocantins.

Written By
More from Arturo Galvez
Podrían ser hermanos (o incluso gemelos), pero nunca antes se habían visto | La fotografia
No son ni hermanos ni hermanas, son solo dos extraños que no...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.