Mapa de oportunidades: cuáles son las ventajas competitivas (y perdidas) de cada una de las cinco regiones brasileñas

El pueblo brasileño se apoya en las mismas muletas paradójicas ya que nos entendemos como personas. A veces nos jactamos de ser un pueblo unido, movido por pasiones que nos unen. Con los demás, abusamos de los estereotipos para elogiar o menospreciar al otro como si su situación no fuera también fruto de su propia existencia. Y estas diferencias y similitudes se hacen aún más palpables cuando tomamos como base las cifras macroeconómicas. Son realidades diferentes en términos de expectativas de crecimiento de la deuda, los ingresos y el desarrollo humano. Todo ello sin tener en cuenta las particularidades de cada región. Y solo ellos son capaces de indicar los caminos que Brasil debe seguir para recuperar el desarrollo económico.

SERVICIOS SURESTE Cerca de 925 km² de territorio. Un PIB de R$ 3,9 billones y aún no está en el tope del IDH brasileño. El Sudeste puede incluso ser el motor económico de Brasil, pero ha tenido un impacto menor en las vidas de los casi 90 millones de personas que llaman hogar a la región. Esto se debe a que la pieza que da tracción a la economía brasileña se está ahogando. En mayo, el Sudeste registró la menor caída del desempleo, y el alto endeudamiento de la población está retrasando la recuperación económica, particularmente en los servicios a las familias. Rio de Janeiro fue, en mayo, el estado que registró la mayor contracción de ingresos en Brasil (-11,2%). En São Paulo, el volumen de servicios prestados en mayo retrocedió el 0,5%, frente al promedio nacional del 0,2%. Para la región, el consejo es mejorar el optimismo. “El Sudeste solo despegará si hay un aumento sustancial de la confianza”, dijo Elen Mindris, profesora de macroeconomía de la UFABC

READ  La exposición "Economía europea" recorre la Universidad de Aveiro

AGROBOYS DEL MEDIO OESTE Con el segundo ingreso per cápita más alto de Brasil (según el Distrito Federal, por supuesto), el Medio Oeste está llegando a una encrucijada. A pesar de liderar la generación de empleo hasta 2022, la dependencia de los campos y las exportaciones podría ser un dolor de cabeza en un futuro no muy lejano. José Vila Santana, doctor en economía agronómica de la Universidad Estadual de Goiás, dice que el principal síntoma es que la participación del agronegocio en el PIB no está aumentando como a principios de la década pasada, incluso con el dólar alto. «Y esto se acentuará aún más en los próximos años porque no hay perspectiva de una revisión del papel del campo en la economía», para que esta revisión se produzca, sería necesario promover la formación y la integración de un mano de obra, con inversiones en educación e innovación. Esta es la única forma de cosechar frutos más rentables.

TURISTAS DE SOL DEL NORESTE Antes de la pandemia, el turismo representaba menos del 6% del PIB brasileño. Pero no en el noreste. Allí, algunos estados incluso tenían el 9% de su riqueza ligada al turismo. Esto significa que se puede evaluar el sol del noreste. Y paga bien. En el trabajo, lo mismo. Cerca del 4% de vacantes en la región, contra un promedio de 1,4% en el Sudeste. Y se nota que el camino ha sido hollado, pero le falta aliento para andar. Isaías Mendes Gomes, professeur d’économie à l’Université fédérale de Pernambuco, affirme que les hommes d’affaires du secteur se sont lourdement endettés entre 2009 et 2013 pour améliorer leurs établissements, mais les crises depuis lors ont été comme de la pluie sur la playa. Y Sebrae lo confirma. El programa de renegociación de deuda de 3 millones de microempresas de la región tuvo una baja aceptación en comparación con otras regiones, con más de la mitad (55%) ni siquiera tratando de renegociar debido a la falta de capacidad de pago. “Tomará la recapitalización del dueño del bar al gran hotelero”, dijo Gomes.

READ  El manual ayuda a las empresas a combatir las noticias falsas

CONSERVADORES DEL SUR Con la renta per cápita más alta de Brasil (R$ 1.680 mensuales) y propietarios de la mayor proporción de vehículos por número de habitantes (72 automóviles por cada 100 habitantes), el Sur ha mantenido su PIB anual por encima de R$ 1.200 mil millones en los últimos años , pero debe sufrir un shock en los medios de producción. De hecho, una encuesta del IPEA revela que los empresarios de esta región son los menos propensos a introducir nuevas tecnologías en sus procesos de producción (37%). El problema con ese pie en el freno es que el mundo no se detiene, y el último informe del Centro de Competitividad Mundial IMD muestra que Brasil ya ha caído dos lugares y ocupa el puesto 59 entre los 63 países enumerados. . En Brasil, la investigación está siendo realizada por la Fundação Dom Cabral y, según el profesor Carlos Arruda, el descenso era evidente. «Hay cierto desánimo entre los empresarios con el contexto brasileño».

OLVIDADOS DEL NORTE El PIB más bajo por región (419 mil millones de reales). Renta per cápita más baja (R$ 866,5 por mes). Los peores resultados en alfabetización, acceso a saneamiento e IDH. Pero ahí radica quizás el mayor de todos los potenciales del nuevo orden mundial. Y esta demanda viene de afuera hacia adentro. Con la economía global asfixiada, dependerá de los pulmones del mundo y de la mayor biodiversidad activa del planeta encontrar una solución. Pero para eso, ella debe estar lista. Ricardo Menezes, profesor de economía futura de la USP explica. “El Norte nunca ha necesitado una zona libre de productos electrónicos. Tiene que ser el centro de desarrollo de medicina natural más grande del mundo y necesita la Amazonía”, dijo.

READ  Con el impacto limitado de Delta, el BCE ve a Europa en camino de un crecimiento sólido - Noticias

Written By
More from Arturo Galvez
Total corta a todo el personal del proyecto de gas Cabo Delgado
JN / Agencias Ayer a las 9:07 p.m. Total Oil retiró el...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.