Marko: Mónaco es esencial para la F1, pero son necesarios cambios.

Marko: Mónaco es esencial para la F1, pero son necesarios cambios.

Después de la emocionante victoria de Charles Leclerc en Mónaco, hay algunas cuestiones urgentes que deben resolverse, particularmente en lo que respecta al circuito en sí. El histórico circuito urbano fue diseñado originalmente hace más de un siglo para mostrar la pequeña ciudad de Montecarlo. Antony Noghès, considerado el fundador del Gran Premio de Mónaco, defendió este concepto y la primera carrera tuvo lugar en 1929.

A pesar del paso del tiempo, los límites del circuito se han mantenido prácticamente sin cambios desde la carrera inaugural. Esto significa que la pista, construida para coches de otra época, ahora está cubierta por los coches de Fórmula 1 más anchos y pesados ​​jamás vistos. Por tanto, no sorprende que la 81ª edición de esta prestigiosa carrera se haya desarrollado sin incidentes.

Si bien es innegable que el Gran Premio de Mónaco ocupa un lugar especial en el calendario de la Fórmula 1, el ex piloto y ganador de las 24 Horas de Le Mans, Helmut Marko, reconoce la necesidad de mejorar. Sugiere varias soluciones potenciales, como cambiar el diseño de la pista o implementar paradas en boxes obligatorias y requisitos de uso de neumáticos para introducir elementos estratégicos en la carrera.

Marko, sin embargo, se muestra reacio a centrarse exclusivamente en coches más pequeños y ligeros como solución. Considera fundamental regular el número de cambios de neumáticos o crear un circuito que ofrezca posibilidades reales de adelantamiento. Simplemente reducir el tamaño de los automóviles no resolverá el problema principal.

Al reflexionar sobre la decepcionante actuación de Red Bull en Mónaco, donde sólo anotaron ocho puntos, Marko elogia las excepcionales habilidades de conducción del héroe local Charles Leclerc. Señala que el Ferrari parecía deslizarse sin esfuerzo sobre las aceras, haciéndolo intocable para la competencia. Por otro lado, Red Bull enfrentó desafíos relacionados con el manejo de su coche, particularmente al pasar por los bordillos. Este problema se resolvió parcialmente durante la clasificación, pero la inestabilidad del coche todavía representaba un riesgo, incluso para un piloto talentoso como Max Verstappen.

READ  Norris comenta sobre su celebración previa a la carrera en Imola

De cara al próximo Gran Premio de Canadá, Marko expresa su preocupación de que Red Bull pueda afrontar otro fin de semana difícil. Sigue siendo optimista sobre su capacidad para identificar y corregir discrepancias entre los datos del simulador y el rendimiento real. Sin embargo, reconoce que su camino para conseguir los títulos del campeonato mundial de F1 en 2024 no será tan sencillo como el año anterior.

En conclusión, Red Bull y Max Verstappen se preparan para una temporada difícil, y el Gran Premio de Mónaco pone de relieve la necesidad de mejorar la pista y sus propias actuaciones.

More from Rosario Galindo
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *