ordando el cambio climático: ¿por qué los bosques son tan importantes?

Los bosques son uno de los activos principales que tiene el planeta en la lucha para combatir al cambio climático. Absorben una gran cantidad de CO2 y otros gases de efecto invernadero, controlan el flujo del agua y dan cobijo a un gran porcentaje de la flora y fauna terrestre. Además, una gran cantidad de personas en todo el mundo dependen de ellos de forma directa para su subsistencia.

Sin embargo, los estragos que genera el cambio climático, como precipitaciones más abundantes e imprevisibles o el aumento de la temperatura a nivel global, merma la resistencia y salud de los bosques, haciéndoles más propensos a coger enfermedades, lo que disminuye su efectividad para absorber CO2.

¿Por qué son importantes los bosques?

Como se mencionaba anteriormente, la utilidad de los bosques no es una única, sino varias, por eso es necesario protegerlos. Las principales formas de protección pasan por no sobreexplotar sus recursos sin control y una prevención contra incendios forestales activa.

Algunas de las principales razones por las que los bosques son necesarios son las siguientes:

  • Nos proporcionan oxígeno. Los bosques capturan una gran parte de los gases de efecto invernadero que se generan, y se estima que cada árbol maduro sano puede proporcionar oxígeno cada día para entre 2 y 10 personas. Otro cálculo indica que la suma de todos los bosques captura hasta un tercio de las emisiones generadas mediante combustibles fósiles. Su capacidad para proporcionar oxígeno es bastante mayor que la de cualquier ecosistema vegetal marino.
  • Son una fuente incalculable de recursos. Una gran cantidad de objetos que nos rodean están hechos de madera y otros productos obtenidos en un bosque. De hecho, en algunos países, la madera es el material principal con el que se construyen las casas. También en muchos lugares, especialmente remotos, la madera y otros recursos como hojas secas se usan en chimeneas para calentar la casa. Los bosques también pueden proveer de comida a animales y seres humanos, por ejemplo, con setas, bayas o frutos secos y algunas de las plantas que en ellos crecen sirven para preparar remedios naturales.
READ  El gobierno federal estimó en un ejercicio preliminar que hubo más de 139 mil muertos

Además, está el recurso inmaterial de poder cobijarse en el bosque y hacer de él su hogar, algo que sucede con muchos animales y personas en el mundo.

  • Regulan la temperatura de la zona. Las copas de los bosques, especialmente de aquellos frondosos, regulan el nivel de luz solar que hay justo debajo de ellos, creando zonas con sombra, que son más frías que aquellas donde el sol sí llega a tocar el suelo. Cuando un bosque está situado cerca de una gran ciudad, el aire que el viento mueve desde él hacia la ciudad permite no solo limpiar el ambiente de la polución ambiental de la ciudad, también refrescar el ambiente.
  • Propician que llueva. Los bosques grandes influyen en los patrones meteorológicos de la región, generando sus propios microclimas, donde, habitualmente, se generan ciclos de lluvia de forma más frecuente que en otros ecosistemas. Si el bosque tiene tierras de cultivo cerca, los campos pueden aprovechar esa lluvia.
  • Evitan inundaciones. Las raíces de los árboles hacen que el suelo absorba más agua y que la tierra se erosione menos, por lo que, ante grandes precipitaciones, amortiguan y ralentizan los flujos de agua.

¿Qué podemos hacer para preservar los bosques?

Uno de los grandes problemas que tienen los bosques son su extensión, lo que dificulta enormemente el poder controlar todo lo que pasa en ellos. Es por eso que una de las principales acciones debe ser la de crear zonas protegidas, en las cuales no se puede ni acceder ni ejercer ningún tipo de actividad.

READ  Covid-19 ha expuesto el fracaso de India para cumplir incluso las obligaciones más básicas con su gente

La deforestación y degradación es otro de los principales causantes de la destrucción y/o empeoramiento de los bosques. Adoptar sistemas de gestión forestal sostenibles es crítico, tanto para empresas públicas como para privadas, además de favorecer y potenciar la restauración de las zonas forestales usadas, de modo que el bosque mantenga en todo momento el mismo número de ejemplares y recursos. Gracias a los acuerdos de París, se espera que antes de que acabe la década se habrán restaurado 350 millones de hectáreas en todo el mundo. En ese sentido, se espera que los propietarios locales de cada zona ayuden y que, al mismo tiempo, puedan verse beneficiados de poder seguir explotando los recursos forestales de forma racional.

Estamos acostumbrados a pensar que los bosques son inmortales y siempre estarán ahí para nosotros, pero la realidad es que en las últimas décadas bosques tan importantes como el del Amazonas han sufrido graves problemas de deforestación. La importancia de los bosques es absoluta, para el medio ambiente, en general, y el cambio climático, en particular. Sin ellos, la vida simplemente sería imposible en el planeta.

More from Martín Camerino
Convierta su cámara digital, Android o iPhone en una cámara web
Algo que dejó mucho la cuarentena es la posibilidad de trabajo remoto....
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *