Productos ultraprocesados ​​y enfermedades inflamatorias del intestino: lo que dice la ciencia – 09/11/2021

Un estudio reciente (2021) titulado en “Asociación de la ingesta de alimentos ultraprocesados ​​con el riesgo de enfermedad inflamatoria intestinal: estudio de cohorte prospectivo “, El análisis de los participantes inscritos entre 2003 y 2016 (90 tenían enfermedad de Crohn y 377 colitis ulcerosa) mostró que una mayor ingesta de alimentos ultraprocesados ​​se asocia con un mayor riesgo de enfermedad inflamatoria intestinal (EII).

Cabe destacar que la ingesta de carnes blancas, carnes rojas, productos lácteos, almidón y frutas, verduras y hortalizas no se asoció con la EII, lo que sugiere que el riesgo puede no estar relacionado con el alimento en sí, sino con la forma en que se procesa. o ultraprocesado.

Se descubrió que cada subgrupo de alimentos ultraprocesados, incluidos los refrescos, los alimentos con azúcar refinada, los refrigerios y las carnes procesadas, estaba asociado con un índice de riesgo más alto para la EII. Se incluyeron datos de cuestionarios de frecuencia alimentaria de 116.087 adultos de entre 35 y 70 años, seguidos prospectivamente al menos cada tres años.

La enfermedad inflamatoria intestinal (EII), que comprende la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa, es una enfermedad inflamatoria crónica del tracto gastrointestinal. Se cree que la fisiopatología de la EII está relacionada con la activación del sistema inmunológico de la mucosa intestinal en respuesta a la disbiosis (desequilibrio que se produce en nuestra microbiota) del tracto gastrointestinal en personas genéticamente susceptibles.

La dieta altera el microbioma y modifica la respuesta inmune intestinal y, por lo tanto, puede desempeñar un papel en la patogenia de la EII. Se ha sugerido que el aumento de la ingesta de azúcares y grasas refinados, como los ácidos grasos poliinsaturados y la disminución de la ingesta de fibra, son factores de riesgo potenciales para el desarrollo de la EII.

READ  ¿No tienes espacio en Android? Elija dónde guardar las películas de Netflix

Una revisión sistemática resumió todos los estudios que evaluaron la ingesta de alimentos y el riesgo de EII, y es evidente a partir de los resultados que muchas asociaciones se examinaron repetidamente, incluida la asociación de diferentes grasas, carbohidratos, proteínas, frutas, verduras, fibra y lácteos con DII. La revisión sistemática encontró una alta ingesta de grasas totales y grasas poliinsaturadas asociadas con un mayor riesgo de EII.

El alto consumo de fibra y frutas puede disminuir el riesgo de enfermedad de Crohn, y el alto consumo de verduras se ha asociado con un menor riesgo de colitis ulcerosa. Lo que no se limita a este beneficio, ya que una mayor ingesta de frutas y verduras se asocia a una menor mortalidad, aunque la reducción del riesgo se estabiliza en cinco porciones de frutas y verduras al día, concretamente en dos porciones diarias para el consumo de frutas y tres para el consumo de frutas. el consumo de hortalizas, fue lo que el estudio tituló en “Resultados de ingesta y mortalidad de frutas y verduras de 2 estudios de cohortes prospectivos de hombres y mujeres de EE. UU. Y un metaanálisis de 26 estudios de cohortes”, cuyos hallazgos respaldan las recomendaciones actuales para incrementar el consumo de este tipo de alimentos.

El mayor consumo de la mayoría de los subgrupos de frutas y verduras se asoció con tasas de mortalidad más bajas, con la excepción de las verduras con almidón como los guisantes y el maíz. El consumo de jugos de frutas y papa no está relacionado con una disminución de la mortalidad total y por causas específicas.

La atención reciente se ha centrado en los componentes no nutricionales de la dieta y los posibles riesgos asociados. Los alimentos procesados ​​a menudo incluyen muchos ingredientes y aditivos no naturales, como sabores artificiales, azúcares, estabilizadores, emulsionantes y conservantes, que pueden tener un efecto perjudicial sobre la barrera intestinal.

READ  BBB21 eliminó ganar espacio en Faustão para recuperar imagen

Se ha demostrado que la carboximetilcelulosa aumenta la adherencia bacteriana al epitelio intestinal y puede provocar un crecimiento excesivo de bacterias y la infiltración de bacterias en los espacios entre las vellosidades intestinales. El polisorbato 80, un emulsionante comúnmente utilizado en alimentos procesados, aumenta la translocación de bacterias como Escherichia coli en células M y placas de Peyer (mancha) en personas con enfermedad de Crohn. Se han reportado asociaciones entre dietas ricas en alimentos procesados

Los investigadores señalan que las dietas de estilo occidental también contienen niveles más altos de aditivos y conservantes, lo que podría explicar su asociación con un mayor riesgo de EII. La ingesta de sodio puede estar involucrada, ya que varios modelos animales han demostrado que un aumento del sodio en la dieta puede estar asociado con la exacerbación de enfermedades autoinmunes.

Asimismo, un mayor consumo de alimentos fritos se asocia con un mayor riesgo de EII. Esta asociación puede existir porque también se procesan muchos alimentos fritos (como nuggets de pollo o papas fritas). Puede ser que la acción de freír y procesar el aceite lleve a la modificación de los nutrientes en el alimento, y la calidad del aceite utilizado también puede ser relevante.

Se necesitan más estudios para identificar el potencial específico de los factores contribuyentes entre los alimentos procesados ​​responsables de las asociaciones observadas en este estudio.

Referencias:

  • Narula N, Wong ECL, Dehghan M et al. Asociación de la ingesta de alimentos ultraprocesados ​​con el riesgo de enfermedad inflamatoria intestinal: estudio de cohorte prospectivo. British Medical Journal, vol. 374 Nr. 8300 Página: n1554. 2021.
  • Hou JK, Abraham B, El-Serag H. Ingesta dietética y riesgo de desarrollar enfermedad inflamatoria intestinal: una revisión sistemática de la literatura. Soy J Gastroenterol 2011; 106: 563-73. doi: 10.1038 / ajg.2011.44
  • Wang DD, Li Y, Bhupathiraju SN y col. Consumo de frutas y verduras y mortalidad: resultados de 2 estudios de cohortes prospectivos de hombres y mujeres de EE. UU. Y un metanálisis de 26 estudios de cohortes. Circulación, vol. 143 Nr. 17 Páginas: 1642 – 1654.2021.
READ  Tres formas de acelerar el metabolismo, según la ciencia
Written By
More from Arturo Galvez
Cómo hacer que Telegram ocupe menos espacio en tu teléfono
Telegram ha visto un gran aumento en su número de usuarios con...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *