Sin precedentes en el país, la cápsula Soyuz en Bauru simula el lanzamiento al espacio

Marcele Tonelli

Interior de la cápsula espacial

Temblor, imagen de lanzamiento en pantalla, sonido de cohete y cuenta atrás. Cualquiera que ingrese a la réplica de la cápsula Soyuz, que trajo a Marcos Pontes de regreso a la Tierra en la Misión Centenario, también experimenta la simulación de ser lanzado en un viaje al espacio. Sin precedentes en el país, la maqueta Soyuz TMA 7 fue inaugurada este domingo (6) en el aeródromo municipal de Bauru por el ministro de Ciencia y Tecnología y astronauta de Bauru, Marcos Pontes, en presencia del alcalde Suéllen Rosim, entre otras autoridades.

Antes de la ceremonia, recorrió las calles y avenidas de Bauru en motocicleta (leer más abajo).

La cápsula, que permanecerá de forma permanente para visitas gratuitas a la población, ganó un espacio junto al monumento al astronauta y contará con vigilancia las 24 horas por parte de una empresa de seguridad, que donó el servicio a la Fundación Astronauta Marcos Pontes (Astropontes).

La fundación, sin embargo, todavía está estudiando cómo se llevará a cabo la visita, ya sea a lo largo de la semana, días específicos o solo los fines de semana. Por ahora, quienes quieran visitar la maqueta allí deberán concertar una cita previa, que, este domingo (6), tendrá lugar en una carpa en el propio aeródromo. La visitación es hasta las 17h.

La información sobre visitas en los próximos días debe obtenerse a través de la página de Instagram de la fundación “_astropontes” oa través de WhatsApp (14) 99760-1403.

También existe la posibilidad de que la cápsula sea transportada a otros lugares, en eventos, que también deben ser consultados directamente con la fundación.

LA CÁPSULA

El módulo cuenta con asientos capaces de albergar hasta tres personas a la vez y cuenta con panel, lentes 3D, contenido de audio y video con animaciones y vibraciones, aire acondicionado, luz, humo, entre otras sorpresas.

READ  BBB21 eliminó ganar espacio en Faustão para recuperar imagen

Al entrar en la nave, la tripulación se somete a una simulación de lanzamiento espacial. Y, como resultado, se muestra un video con la historia del astronauta y la Misión Centenario, que cumplió 15 años en 2021.

Con inversiones del orden de R $ 60 mil, la maqueta pesa alrededor de 900 toneladas y está construida con fibra de vidrio. El módulo original estaba hecho de titanio y la nave espacial Soyuz, que lo albergaba, pesaba más de 7 toneladas.

“Este es el módulo central, pero había otros en la nave espacial. El módulo de vivienda, que se conecta y desconecta con la estación espacial, hay uno que va a la parte superior de la cápsula y el módulo de propulsión, que no tiene acceso “, detalla Pontes.

“Esta es una de las mejores naves espaciales que existen. Se ha desarrollado desde la década de 1960. La cubierta de la cápsula rusa parece vieja, pero el interior está a la vanguardia de la tecnología”, agrega el astronauta.

Dice que pasó poco más de 3 horas dentro de la maqueta del TMA 7 antes de entrar en órbita y regresar a la Tierra, que tuvo lugar el 8 de abril de 2006, a las 10:09 pm, en Kazajstán, donde fue recibido por equipos en 17 helicópteros.

“Dos explosiones separan la parte de propulsión y la parte de carga, que se derriten durante el reingreso a la Tierra. La cápsula se da vuelta con la parte del escudo térmico, por lo que descendemos hacia atrás. Luego, la parte exterior se calienta hasta 2.500 grados y gira la aire en plasma. Es como estar dentro de una bola de fuego, literalmente. Recuerdo haber visto por la ventana los pedazos de la cápsula derritiéndose “, dice el astronauta.

READ  Los científicos crean una herramienta que puede ayudar a detectar vida extraterrestre

El color del módulo inaugurado en el aeródromo incluso reproduce la forma en que la cápsula, que era de color blanco, regresó a la Tierra, luego de enfrentar un calor extremo al ingresar a la atmósfera.

“Hay una serie de procedimientos que se realizan a medida que caemos en caída libre, como la apertura de los paracaídas, a una altitud de 5 kilómetros. Y la cápsula golpea el suelo a aproximadamente 50 kilómetros por hora”, explica Pontes.

El lanzamiento al espacio, diferencia, tuvo lugar en una maqueta de TMA 8, que se asemeja al modelo replicado.

CEREMONIA

El acto inaugural, que tuvo lugar alrededor de las 12:30 horas, reunió a unas decenas de personas en el aeródromo municipal, que alberga el Aeroclube.

“Es una réplica perfecta precisamente para animar a los jóvenes y las nuevas generaciones a estudiar y creer que es posible llegar. No creamos grandes cosas siendo pesimistas, sino compartiendo y trabajando juntos a través de la Educación”, enfatiza la ministra.

El director de Astropontes, Edson Mitsuya dice que la cápsula no tiene precedentes y dice que hubo un gran esfuerzo para que la maqueta se quedara en Bauru. “Es algo inédito, que no existe en ningún otro lugar del país y del mundo. Ahora tenemos un pequeño espacio con nosotros, que es un privilegio para la ciudad”, dice Mitsuya. La fundación será responsable del mantenimiento del dispositivo.

La alcaldesa Suéllen estuvo en la inauguración acompañada de su hermano, Samuel Rosim, de 13 años, que sueña con ser piloto y quiso visitar la cápsula.

“Es un gran privilegio para Bauru recibir un regalo. Vivimos en tiempos difíciles, de esperanzas y expectativas. Que su legado, ministro, se transmita a las próximas generaciones. Su misión fue en el espacio y, ahora, es Llevar Ciencia, Educación y Tecnología a todo Brasil. El trabajo es duro y difícil, pero no se rinda ”, dice el alcalde.

READ  Descubra lo que no puede faltar en la casa de la Generación Y Descubra lo que no puede faltar en la casa de la Generación Y |

Los primeros residentes en probar la cápsula fueron Ricardo Lopes, de 45 años, Joice Carvalho, de 38, y su hijo Lucas, de 7 años.

“Nos enorgullece tener un ministro y un astronauta de Bauru y ver que no se olvida de su ciudad”, dice Joice. “La cápsula es emocionante, tiembla mucho, se siente real. Confieso que me dio mariposas en el estómago”, agrega Ricardo.

SOCIOS

Concebida por AstroPontes, la réplica se construyó con la ayuda de varias empresas y personas asociadas.

La parte estructural del módulo, por ejemplo, fue construida por el empresario Sumió Canuto Kassahara, de la empresa Ecopet Ambiental Agudos. El panel interactivo fue desarrollado por el Centro Universitario Facens, en Sorocaba, y el Servicio Nacional de Aprendizaje Industrial (Senai) João Martins Coube en Bauru fue responsable de la composición tecnológica. El Ayuntamiento de Bauru y la Empresa Municipal de Desarrollo Urbano y Rural (Emdurb) también apoyan la iniciativa.

MOTOCIATA

Antes de la inauguración de la cápsula en el aeródromo, el ministro Marcos Pontes participó en una motocicleta solidaria por calles y avenidas de la zona Centro y Sur de Bauru. Dos camiones de sonido acompañaron a las aproximadamente 100 motocicletas que participaron. También estuvieron presentes algunos autos viejos.

La acción levantó alimentos no perecederos, que serán destinados a instituciones benéficas apoyadas por AstroPontes.

“Tenemos una bandera y un país y tenemos que trabajar juntos para salir de esta pandemia y recuperar la Nación. Estaremos mucho mejor de lo que fuimos. Los brasileños somos gente con grandes valores”, concluye Pontes.

Written By
More from Arturo Galvez
Un terremoto de magnitud 7,2 golpea Japón. La alerta de tsunami ya se ha levantado – Observer
Un fuerte terremoto de magnitud 7,2 (en la escala de Richter) sacudió...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *