Zona cero | Los estudiantes de medicina se entrenan por video chat »Eje central

Ezeiza, Argentina. – El médico le lleva su teléfono al paciente en el sector Covid-19 de un hospital en Argentina. Por otro lado, los estudiantes de medicina entrevistan y evalúan a la paciente en un aula virtual de prácticas hospitalarias, la única posible en medio del parto.

Si bien los cursos a distancia distan de ser ideales, Mario Grossmann, profesor de la Universidad Estadual de Buenos Aires (UBA) y de la Universidad Abierta Interamericana Privada (UAI), considera imperativo contribuir la formación de nuevos médicos.

“Les paso las placas radiográficas por WhatsApp, me grabo pinchando o les muestro cómo hago una biopsia”, enumera.

Los cursos teóricos se continúan por medios virtuales, pero se posponen las prácticas, lo que retrasará la graduación al menos un año.

“Estos estudiantes nunca tocaron a un paciente, no pusieron un estetoscopio en un pulmón o en el corazón. Tocar, ver, oler es muy importante a nivel semiológico. Puedo enviarles un video o un audio, pero no es lo mismo ”, explica Grossmann, especialista en emergentología y nefrología.

> Con más Con 10.000 muertos y casi medio millón de contagios, Argentina atraviesa su peor momento desde que la pandemia la azotó en marzo pasado. Casi 50.000 estudiantes de la Facultad de Medicina de la UBA han estado estudiando virtualmente desde el cierre en marzo de todas las instituciones educativas de Argentina.

Grossmann los capacita en la atención del hospital interzonal de Ezeiza, en la periferia sur de Buenos Aires, que, junto con la capital argentina, reporta más del 80% de los casos del país. El nefrólogo de 35 y 7 años ha pasado de una vigilancia semanal a tres desde la llegada del coronavirus a Argentina.

READ  El partido Akhilesh Yadav Samajwadi ataca a Yogi Adityanath después de su comentario sobre el evento de la mezquita de Ayodhya

“Doctores, todos los trabajadores de la salud están cansados”, dijo Grossmann, quien sufría de Covid-19 y se estaba recuperando de una neumonía bilateral severa. Para el profesor, si no se hubiera decretado la cuarentena temprana y el hospital no estuviera preparado, “cuando 50 pacientes llegan repentinamente a intubar, hubiéramos intubado 10 y 40 habrían muerto”. Habría sido “un desastre”, dice.

ES DE INTERÉS |

More from Ambrosio Badillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *