América Latina podría “tardar varios años” en superar el impacto del covid-19

publicado en 21/10/2021 16:58

(crédito: Olivier DOULIERY / AFP)

En América Latina y el Caribe, los efectos negativos de la pandemia de covid-19 en términos de productividad, empleo y capital humano podrían “tardar muchos años en revertirse”, advirtió el jueves (21) el Fondo. Política Monetaria Internacional (FMI).

“El crecimiento de la mayor parte de la región no está volviendo a la trayectoria que pronosticamos antes de la pandemia”, dijo Nigel Chalk, director interino del departamento de América del FMI, al revelar las perspectivas económicas de la región.

El FMI elevó su pronóstico de crecimiento para 2021 para los países de América Latina y el Caribe a un 6,3 por ciento, 0,5 puntos porcentuales más que la estimación de julio. Sin embargo, revisó sus previsiones para 2022 a la baja un 3% (-0,2 puntos).

Si bien la recuperación continuó este año, no fue suficiente para acabar con la histórica recesión de la región en 2020, que provocó que el PIB se contrajera un 7%, muy por encima del -3,1% a nivel mundial.

“Los países deben prepararse para la posibilidad de que esta recuperación no sea un camino lineal. De hecho, deben anticipar un camino largo y sinuoso”, dijo Chalk.

El panorama actual muestra una recuperación desigual del empleo, con un mayor impacto en los jóvenes, los menos educados y las mujeres. También menciona incertidumbres en la productividad y el “daño significativo” al capital humano causado por cierres prolongados de escuelas, según el informe.

También hay “desafíos” en el sector del turismo, particularmente en el Caribe, donde “la cantidad de visitantes este año probablemente solo alcance alrededor del 60% de los niveles pre-covid-19”.

READ  La recuperación económica está en marcha, "pero aún es frágil", opina el director de la OMC - Época Negócios

Presiones inflacionarias

El FMI también advirtió sobre el impacto en la región del aumento de los precios de las materias primas y los alimentos, las interrupciones de la cadena de suministro y los aumentos mundiales de los precios de las materias primas, que están elevando los precios del consumo.

“Las presiones inflacionarias se están convirtiendo en una característica importante para gran parte de la región”, advirtió Chalk, y pronosticó que los aumentos de las tasas de interés “continuarían en muchos países durante los próximos meses”.

“Muchos bancos centrales de la región han respondido bien a estas presiones, elevando las tasas de interés oficiales y fortaleciendo su compromiso con sus objetivos de inflación”, dijo Chalk.

Para América Latina y el Caribe, el FMI prevé una inflación del 9,7% para 2021 y del 6,9% para 2022. En América del Sur, la proyección es particularmente alta en comparación con el resto de la región: 12% para 2021 y 8,9% para 2022.

Dans ce contexte, le FMI recommande de lancer des « politiques ambitieuses », d’améliorer l’efficacité des dépenses publiques, de promouvoir « une fiscalité progressive et favorable à la croissance », voire d’investir davantage dans des projets de lutte contre le calentamiento global.

También pidió cautela al retirar los subsidios públicos extraordinarios disponibles para contrarrestar el impacto de la pandemia en las familias y las empresas. Pidió considerar la necesidad de “reducir la deuda”.

Vulnerable al cambio climático

En un informe separado sobre el cambio climático, también publicado el jueves, el Fondo señala que esta región es una de las más diversas en términos de riesgos relacionados con el clima.

READ  El Banco Mundial sigue el ejemplo del FMI y suspende la financiación para Afganistán

A nivel mundial, la región de América Latina y el Caribe produce emisiones de gases de efecto invernadero proporcionales a su tamaño económico y población, que representan el 8,4% de las emisiones globales para un peso del 8% del PIB mundial.

Pero los volúmenes son muy diferentes, con Brasil, México y Argentina como los mayores emisores y las economías del Caribe con una participación marginal.

Si bien los países de América Latina y el Caribe son en general menos vulnerables al cambio climático, “existen puntos calientes de gran vulnerabilidad” como la región del Caribe.

Estos países difieren “en términos de frecuencia e impacto económico de los desastres climáticos naturales por área”, según los autores del informe.

En el Caribe, los daños causados ​​por desastres naturales representan el 2,5% del PIB anual, “afectando a grandes segmentos de la economía y la población”, lo que representa una pesada carga para las finanzas públicas.

Written By
More from Arturo Galvez
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *