Covid-19: el dentista que intentó vacunarse con un brazo falso dice que “su vida se ha arruinado”

El dentista italiano que trató de poner la vacuna covid-19 en un brazo falso La funda de silicona dice que el incidente “arruinó su vida”.

Guido Russo, de 57 años, ha sido suspendido del Colegio de Médicos. Sin embargo, se desconoce si la suspensión se produjo por su opinión sobre las vacunas o por su intento de ser “falsamente vacunada” para obtener el certificado de vacunación digital.

“Me han arruinado la vida”, dijo el dentista a los periodistas, citado por El independiente.

Russo enfrenta posibles cargos penales por el incidente, denunciado por la enfermera que lo iba a vacunar.

En declaraciones al periódico italiano Corriere della Sera, Filippa Bua dijo que inmediatamente se dio cuenta de que algo andaba mal cuando el hombre presentó la extremidad falsa para la vacunación la semana pasada.

“Cuando descubrí el brazo la piel estaba fría y húmeda y el color era muy claro”, dijo la enfermera, explicando que inicialmente creyó que el hombre tenía una extremidad amputada y le ofreció por error el brazo equivocado, pero cuando ella levantó la camisa vio un brazo de silicona.

“Inmediatamente me di cuenta de que el hombre estaba tratando de evitar la vacuna mediante el uso de una prótesis de silicona, en la que esperaba que le inyectara el medicamento”, dijo Filippa Bua.

La enfermera dijo que el hombre finalmente reconoció que no quería ser vacunado, sino que simplemente quería el certificado de vacunación digital, que comenzó a exigirse en Italia para ingresar a restaurantes, cines o teatros.

El hombre, según la prensa, ya había sido suspendido de sus funciones por negarse a vacunarse.

Según la enfermera, fue con cortesía que el hombre abandonara el centro de vacunación tras el fallido intento.

Con alrededor de 3,5 millones de italianos aún sin ninguna dosis de la vacuna, el gobierno presentó el lunes medidas más estrictas para frenar el aumento de casos.

Dentro Italia, la multa es fija: 400 euros, con miles de agentes, en toda Italia, movilizados para operaciones de control.

Para utilizar el transporte público es obligatorio presentar certificado de vacunación o prueba negativa realizada con hasta 48 horas de antelación.

Para quienes no tienen vacunas, moverse todos los días se convierte en un desafío.

Los restaurantes, bares y museos también serán visitados por las autoridades y quienes no cuenten con el llamado “green super pass” no podrán ir al cine ni a conciertos.

Las medidas más estrictas se anunciaron el mes pasado, antes del descubrimiento de la variante Omicron, que desde entonces se ha informado en alrededor de 40 países.

Saber más:

READ  Fósil gigante de 'Dragón marino' de 180 millones de años encontrado en el Reino Unido | paleontología
Written By
More from Arturo Galvez
Pfizer solicita la autorización de EE. UU. Para una dosis de refuerzo de la vacuna Covid-Coronavirus
La farmacéutica dijo el miércoles que había comenzado el proceso para solicitar...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *