Descubre las cinco pandemias más mortíferas de la historia de la humanidad

Descubre las cinco pandemias más mortíferas de la historia de la humanidad

La medicina en ese momento era todavía tan básica que no estaba lista para investigar la causa de la enfermedad, por lo que historiadores, médicos y biólogos no pudieron encontrar un consenso sobre si la raíz de la peste era una variante de la peste bubónica u otra enfermedad diferente. En los años siguientes, la mayoría de las variedades de Yersinia pestis se encontró en China, lo que puede indicar que el brote se originó en esa región.

Sin embargo, un nuevo estudio del Consejo Superior de Investigaciones Científicas ha demostrado que la mortalidad por la Peste Negra tuvo un impacto muy desigual gracias al análisis del polen fosilizado recogido en Europa. El libro, publicado en Ecología de la naturaleza y evolución.afirma que la mortalidad no fue tan homogénea como reflejan los libros de historia.

“Encontramos que la que se considera la peor pandemia de la historia estaba teniendo un impacto devastador en algunas regiones, como Escandinavia o Francia, mientras que en otras, como Irlanda o la Península Ibérica, el impacto fue mucho más discreto”, explica Reyes Luelmo , investigador del grupo de arqueología ambiental del Instituto de História do Conselho Superior de Investigaciones Científicas (Csic).

A través del estudio del polen, los investigadores han reconstruido la historia del desarrollo de las actividades económicas relacionadas con la agricultura y la ganadería, lo que les ha llevado a comprender la interacción entre el hombre y el medio ambiente. “Supuestamente, una epidemia con semejante descenso poblacional habría provocado que los bosques se recuperaran ante un menor impacto humano sobre ellos y, al mismo tiempo, la agricultura y la ganadería sufrirían una notable ralentización o incluso un parón absoluto”, explica. José Antonio López, investigador del Instituto de Historia del Csic.

Según explican los investigadores, basándose en el estudio, además de datos cuantitativos que normalmente solo reflejan la realidad de las grandes ciudades, encontraron altas tasas de mortalidad en Francia, Escandinavia, Alemania, Grecia e Italia, mientras que muchas partes de Europa Central y del Este , incluyendo la Península Ibérica e Irlanda, muestra que la actividad agrícola no ha cesado.

“Las pandemias son fenómenos complejos que tienen historias regionales y locales. Lo vimos con el Covid-19 y ahora lo estamos mostrando con la Peste Negra”, dice Adam Izdebski del Instituto Max Planck.

Viruela (1520): 56 millones de muertes

También llamada así por las pústulas que causa en la piel, la viruela fue una pandemia devastadora con una tasa de mortalidad del 30%, particularmente alta entre niños y bebés. Aunque se desconoce su origen, su existencia está atestiguada muy tempranamente ya que se han encontrado restos en momias egipcias que datan del siglo III a.C.

A lo largo de la historia, la enfermedad se ha propagado por epidemias periódicas, una de las cuales fue masiva cuando los conquistadores llegaron al nuevo mundo: se calcula que en el sur de Europa del siglo XVIII morían unas 400.000 personas cada año, y un tercio de las que conseguían sobrevivieron quedaron ciegos o quedaron desfigurados.

La OMS declaró su erradicación en 1980, tras varios esfuerzos por globalizar las campañas de vacunación. Sin embargo, se estima que la viruela ha matado hasta 300 millones de personas solo en el siglo XX y hasta 500 millones en los últimos 100 años.

Written By
More from Arturo Galvez
La ley europea de protección del suelo es urgente
Teresa Pinto-Correia es vicepresidenta del Consejo Europeo de Misiones sobre Sanidad del...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *