El Barça vapulea al Madrid en el Bernabéu: las claves de un partido de impacto

Los aficionados al FC Barcelona han logrado recuperar las buenas sensaciones después de unos meses complicados. El regreso de la hegemonía azulgrana parece que empieza a divisarse en el horizonte. ¿El motivo? El Barça firmó un partido estratosférico en un escenario inmejorable: se impuso por 0 goles a 4 en El Clásico.

Este es el nombre con el que se conoce popularmente al enfrentamiento entre Real Madrid y FC Barcelona, un duelo que paraliza el mundo. Los programas deportivos dedican horas a calentar la previa, también lo hacen sus aficionados, que esperan el duelo con ilusión. Los portales virtuales y las casas de apuestas también suelen dedicar eventos especiales, con pronósticos, análisis o promociones, como pueden ser los bonos de bienvenida en forma de free bets, permitiendo interactuar con las cuotas sin coste alguno.

Por lo tanto, se trata de un choque que paraliza el mundo, y buena parte de los amantes al fútbol -y del deporte en general- presenciaron el enfrentamiento. El Barça, que había sido motivo de mofa y de broma en las redes sociales este último año, dio un golpe sobre la mesa y dijo basta. Incluso algunos de sus verdugos más conocidos, como es el caso del jugador del Bayern de Múnich, Thomas Müller, se rindieron ante la exhibición azulgrana.

Hay varios elementos que ayudan a entender la superioridad blaugrana sobre el césped del Santiago Bernabéu. Aspectos que pueden enmarcarse en los aspectos tácticos y estratégicos, y otros que guardan relación con el estado de anímico del barcelonismo. Seguidamente, detallaremos estos dos apartados e intentaremos desglosar las claves de una victoria histórica desde la perspectiva culé.

El primer aspecto importante guarda relación precisamente con el planteamiento del partido por parte de ambos equipos. Los dos clubes se encuentran actualmente en una situación muy diferente en lo que a la clasificación de la Liga se refiere. El Real Madrid ha competido esta temporada con cierta comodidad, ya que sus principales rivales no comparecieron en el tramo inicial del curso. La regularidad de los madridistas en sus resultados ha provocado que el equipo se sitúe en primera posición con un colchón de puntos muy considerable. Actualmente, supera al segundo clasificado, el Atlético de Madrid, en 9 puntos, y al Barça, en 12 (con un partido menos). Carlo Ancelotti ofreció un planteamiento que se centraba más en proteger al equipo que en ir a por el partido desde el minuto 1.

READ  Impacto de Covid: la recaudación de GST cae un 14% a Rs 87.422 cr en julio

Una de las decisiones más controvertidas fue la reconversión de Luka Modrić en falso delantero centro. El croata tenía la misión de suplir la significativa baja de Karim Benzema en el once madridista. Este invento descolocó el ataque madridista, generando más problemas entre sus propios compañeros que en un Barça perfectamente posicionado. El entrenador azulgrana, Xavi Hernández, le dio un baño táctico a su homólogo italiano. Identificó que la principal amenaza de los madridistas pasaba por Vinícius Júnior, extremo polifacético capaz de imaginar jugadas de fantasía. Para frenar sus internadas en banda, reconvirtió a Araújo en lateral. Un jugador que no destaca por la salida de pelota, pero que ayuda muchísimo en las tareas defensivas. Una de sus especialidades pasa por el uno contra uno, y anuló al delantero brasileño a lo largo de todo el duelo.

Estos dos nombres, y estas dos apuestas tan diferenciadas, ayudan a entender el devenir de partido. Araujo brilló, y Modrić desapareció en el césped del Bernabéu.

El segundo aspecto importante que remarcar pasa por el estado anímico de ambos equipos. El Madrid se sentía superior a un Barça que vive una etapa de reconstrucción. El madridismo encaraba el enfrentamiento con la certeza de que no sufriría demasiado, que sería simplemente un partido de trámite en el que confirmar su buen momento de forma. La remontada ante el PSG había provocado un éxtasis en la parroquia blanca que deificaba a un equipo con carencias. El Barça, en cambio, sufrió en la eliminatoria ante el Galatasaray.

Padeció mucho en Turquía, y el mensaje de Xavi caló entre sus jugadores: hay que competir para sumar victorias y todos los rivales son complicados. El Barça salió enchufado desde los primeros compases de la primera parte. Y jugadores muy discutidos, como Busquets, Alba o Piqué, volvieron a funcionar sobre un modelo de juego propicio a sus características futbolísticas. Xavi es un experto del fútbol de posición, y sus hombres vuelven a brillar bajo presión en un ecosistema que conocen a la perfección.

También hay que destacar el momento generacional de ambos equipos. El Barça se encuentra inmerso en un proyecto de reconstrucción, de resurrección futbolística. La mayoría de los integrantes del primer equipo azulgrana se muestran hambrientos en relación con la consecución de títulos. Hay futbolistas muy jóvenes que aún no han logrado estrenar su palmarés particular. Los protagonistas de muchos de los batacazos azulgranas de los últimos meses forman parte ya de la historia culé. El Madrid, en contrapartida, dispone de un vestuario muy veterano, con un centro del campo titular más cercano a la retirada que no a sus mejores años de gloria. Los madridistas tendrán que empezar a encontrar relevo a algunos de sus mitos, y el empuje de la juventud culé contrastó con la apatía de algunas figuras merengues.

El Barça también quiso enviar un mensaje al mundo, una reafirmación de la identidad azulgrana ante un orgullo herido. Piqué lo trasladó perfectamente en su perfil de Twitter: «Hemos vuelto». Una frase que puede parecer superflua o de cara a la galería, pero que ayuda a describir perfectamente el sentir del aficionado barcelonista. En los últimos meses el club catalán ha tenido que reinventarse después de la marcha del mejor jugador de su historia. Lionel Messi abandonó la disciplina culé en una situación muy complicada, con un contexto económico terrorífico y en un momento de quiebra técnica.

El Barça ha logrado recuperar su juego, construyendo un equipo competitivo en poco tiempo. De hecho, los autores de tres de cuatro goles son incorporaciones nuevas: Aubameyang (2), Ferran (1), Araújo (1). Jugadores abonados al gol en las últimas semanas. Todos estos factores ayudan a explicar el triunfo del FC Barcelona.

READ  Miles de migrantes marchan hacia México en un intento por llegar a Estados Unidos - Observer

La victoria en el césped del Santiago Bernabéu tiene un gran contenido simbólico. Queda mucha Liga y seguro que ambos equipos perderán puntos, ¿será capaz el Madrid de sobrevivir a la presión barcelonista? Al menos en el factor moral ahora parte con desventaja.

More from Martín Camerino
El top 10 de los tenis más elegidos según ventas para aprovechar este Hot Sale
Si te gusta estar cómodo durante todo el día, ya sea para...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.