Un solo continente sin humanos, así será la Tierra dentro de 250 millones de años | Planeta

Un solo continente sin humanos, así será la Tierra dentro de 250 millones de años |  Planeta

Los mamíferos terrestres (incluidos los humanos) probablemente se extinguirán dentro de 250 millones de años debido a las altas temperaturas del aire y del suelo, la pérdida de vegetación y el cambio climático. desertificación territorios. Esta es una de las conclusiones de un estudio, publicado este lunes en la revista científica Geociencias naturales.

“Esta extinción se debe principalmente al calor extremo creado por un supercontinente que se está formando en los trópicos (las regiones más calientes de la Tierra), con una luminosidad creciente del sol, emitiendo un 2,5% de energía y dióxido de carbono además. carbón (CO2) asciende a más de 600 partes por millón (ppm) en la atmósfera”, dijo a PÚBLICO el investigador Alex Farnsworth, primer autor del estudio. Actualmente el valor es de 424 ppm (partes por millón).

Esta investigación, liderada por la Universidad de Bristol en el Reino Unido, proporciona uno de los primeros modelos climáticos para un futuro muy, muy lejano (repetimos: 250 millones de años). Calculadas utilizando supercomputadoras, las proyecciones muestran cómo los extremos climáticos se convertirán en la norma cuando diferentes continentes se fusionen.

Se espera que en un futuro lejano Europa, América, África y otros bloques territoriales se unan, dando lugar a un supercontinente con temperaturas superiores a los 40 grados centígrados, sugiere el artículo científico. Será un territorio vasto, cálido y seco, en gran parte desértico e inhabitable.

“La tectónica controla la evolución de la vida durante una escala de tiempo muy larga. Estos supercontinentes han existido en el pasado (creemos que ha habido entre 10 y 16 antes en la historia de la Tierra), muchos de los cuales coincidieron con extinciones masivas, y ahora pensamos que la próxima también causará una extinción masiva de especies. » explica Alex Farnsworth, científico de la Universidad de Bristol.

READ  Los calentadores portátiles consumen mucha energía. ¿Cómo mantener la casa caliente sin ellos? | Energía

De la última Pangea a la última Pangea

Se cree que la última deriva continental ocurrió hace 200 millones de años, como resultado de la fragmentación de Pangea. Hoy en día, afirman los científicos, se está produciendo un movimiento muy lento de los continentes que debería conducir, dentro de 250 millones de años, a la formación de un supercontinente llamado Ultimate Pangea.

Para obtener estas proyecciones, los científicos diseñaron un modelo climático similar a los que nos proporcionan las previsiones meteorológicas diarias. “Sin embargo, tuvimos que hacer muchas modificaciones a estos modelos para cambiar [a localização] continentes, topografía (montañas, mesetas) y batimetría (forma de las profundidades del océano) del planeta para adaptarse a esta configuración de supercontinente”, explica Alex Farnsworth, en respuesta a PÚBLICO de Correo electrónico.

El modelo de Bristol también tiene en cuenta la concentración general de CO2 en la atmósfera (teniendo en cuenta aspectos como la liberación de gases durante la actividad volcánica) y el aumento de la energía solar (ya que la estrella se volverá más brillante). El equipo tuvo que utilizar una variedad de estimaciones, desde el movimiento de placas tectónicas hasta la química y biología de los océanos, para calcular posibles aumentos y reducciones de CO2.

Limitaciones e incertidumbres

El nuevo El modelo nos permite predecir, por ejemplo, qué tipo de vegetación crecería en escenarios climáticos simulados. Además: esto también nos permite considerar la influencia que tendrían estas mismas plantas en la clima, sabiendo que la fotosíntesis implica la captura de CO2 y la liberación de oxígeno. Sin embargo, como cualquier modelo climático, éste también adolece de limitaciones.

READ  El avance de la lava de un volcán en La Palma obliga al desplazamiento de hasta 300 habitantes - Noticias

“Tuvimos que utilizar [no modelo] vegetación moderna, porque todavía no se sabe qué tipo de vegetación podría existir dentro de 250 millones de años”, explica Alex Farnsworth, también profesor visitante en el Instituto de Investigación de la Meseta Tibetana.

Todavía hay otras incertidumbres en el modelo. Los autores predicen la formación de un supercontinente en el ecuador, lo que concuerda con otras referencias en la literatura científica existente.

“Sin embargo, una simulación reciente predice que el próximo supercontinente –llamado Amasia– podría estar ubicado en el Polo Norte. Si esto ocurriera, sería más favorable para la supervivencia de los mamíferos debido a las temperaturas más frías en latitudes más altas. Pero Amasia es controvertida”, explica el climatólogo.

Otra limitación está relacionada con la tolerancia de los mamíferos al calor. Diferentes especies tienen diferentes umbrales térmicos, que dependen de características físicas y fisiológicas. “Terminamos utilizando valores conservadores, determinando la habitabilidad con un límite superior al de la mayoría de los mamíferos”, explica el coautor.

Sin embargo, la mayor limitación del modelo fue intentar comprender las fluctuaciones en la composición química de la atmósfera futura. «Es algo difícil de modelar», dice Alex Farnsworth. En efecto, como explica, la concentración de CO2 depende no sólo de la actividad volcánica (resultado de las fuerzas tectónicas durante la formación y descomposición del supercontinente), sino también de los procesos de desintegración o descomposición de las rocas (alteración).

READ  China envía un mensaje a Biden al aprobar una resolución para poner fin a la disidencia en Hong Kong

“La meteorización puede tener el efecto de reducir el CO2, eliminarlo de la atmósfera y enterrarlo. Llevamos a cabo modelos biogeoquímicos para comprender mejor estos procesos. Sin embargo, todavía hay infinitas hipótesis e incertidumbres que son difíciles de predecir en un futuro tan lejano”, explica el científico.

Aunque el modelo se centra en la atmósfera del planeta durante 250 millones de años, el estudio destaca, en sentido amplio, la vulnerabilidad de nuestro planeta. especies y otros mamíferos a temperaturas extremas. Y también el papel de los gases con Efecto invernadero calentando únicamente la atmósfera del planeta.

“Es de vital importancia no perder de vista nuestra actual crisis climática, que es el resultado de las emisiones humanas de gases de efecto invernadero. Si bien se pronostica un planeta inhabitable dentro de 250 millones de años, hoy ya estamos experimentando un calor extremo que es perjudicial para la salud humana. Por eso es crucial alcanzar las cero emisiones netas lo más rápido posible”, advierte la coautora Eunice Lo, investigadora de la Universidad de Bristol en el campo del clima y la salud, citada en un artículo. comunicado de prensa.



Written By
More from Arturo Galvez
El peso cerró en su peor nivel desde abril
Al final de la jornada, el peso registró una depreciación de 0,95%,...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *