Escrito por Tendenzias

MINI JOHN COOPER WORKS

Ve la luz un nuevo concepto dentro de la tradición de MINI: los modelos MINI John Cooper Works y MINI John Cooper Works Clubman. Teniendo el mismo aire de sofisticación, exclusividad y buen hacer que el modelo S pero con la salvedad de que se trata de un coche que prácticamente ha sido diseñado para clasificarse en cualquier pole postion.

Abrir el capó de alguno de estos dos modelos es pasar en un momento al mundo de la F-1, ya que este motor fue creado  para el MINI CHALLEGE, un coche que se utiliza en los eventos de competición de esta marca de Oxford – Gran Bretaña.

La cilindrada del motor sigue siendo de 1.598 centimetros cúbicos gracias a que se ha mantenido el diametro y la carrera de los cilindros, con lo cual sigue la senda creada por el motor del MINI CHALLEGE. Además la distancia de 84 milímetros entre los cilindros también se mantiene. El bloque y el carter superior están fabricados de una aleación de aluminio. Además de que por su especial configuración resulta un motor ligero de peso. Además el motor dispone de una inyección directa de gasolina que hace que el gasto energético sea el justo, a pesar de la cilindrada, considerable, y los 132 caballos de potencia.

El Chasis, los frenos y las llantas son muy similares a los de un coche de competición. El chasis concretamente tiene un reglaje deportivo que hace que su estabilidad sobre carretera sea magnífica. También en este modelo se puede elegir un chasis completamente deportivo que tiene una amortiguación más dura y con barras estabilizadoras

El introducir de serie el DSC y el DST es una solución genial para un coche de tracción delantera como este, lo que permite un resbalamiento controlado de las ruedas motrices.

Dos nuevos modelos de este coche legendario que a buen seguro hará disfrutar a aquel que lo adquiera grandes momentos a los mandos de este coche casi de competición.